11 de octubre de 2012

Ruta del DF a Managua: Capítulo 3, de Guatemala a San Pedro Sula


Ver mapa más grande


Tras estar un par de días en Ciudad de Guatemala, llegó el momento de seguir viaje, esta vez a San Pedro Sula,  Honduras, vía Esquipulas. Existen dos maneras de ir en autobús hasta Honduras, la primera es tomando un  bus de la empresa hondureña Hedman Alas, el cual sale desde la zona 9 de Ciudad de Guatemala, pero es un servicio excesivamente caro para los cánones centroamericanos, el cual va entre los 64 a 81 dólares. La otra opción que existe (y mucho más económica, a lo sumo 20 o 25 dólares) y que fue la que tomé, es viajar hasta Esquipulas, de ahí una combi hasta la frontera y desde la frontera, un autobús hasta San Pedro Sula.  Para ello, hay que tomar temprano (antes de las 8 o 9 am) un bus de la empresa Rutas Orientales, el cual sale desde la zona 1, a muy pocos pasos de la terminal de Buses Galgos (salen a Tapachula, México), ya que el viaje hasta Esquipulas son 222 kilómetros, casi 5 horas de viaje. Los buses de esta empresa son de primera clase, claro, para lo que se encuentra en Guatemala, en este caso, viejos autobuses norteamericanos o mexicanos que a pesar de su longevidad siguen recorriendo el país con poca mantención. La ruta que recorre la primera parte del viaje es la llamada Ruta al Atlántico, que es la que va a Puerto Barrios, desviándose en el kilómetro 139, para doblar por Zacapa para ir por la ruta CA-10 hasta Esquipulas.

El viaje, fue tranquilo y sin mayores complicaciones. Esquipulas es famosa en Centroamérica por ser un importante  lugar de peregrinación, al estar el  santuario del "Cristo de Esquipulas" en dicha ciudad. Esto significa que existan en Esquipulas más hoteles y pensiones que en cualquier otro lugar de Guatemala, salvo Antigua. Pero no me quedé en Esquipulas, apenas me bajé del bus, se pueden tomar unas combis ( menos de 1 dólar, 20 minutos de viaje) hasta Agua Caliente, las que dejan en el lado Guatemalteco de la frontera para timbrar la salida del país, la cual a diferencia de La Mesilla, en México, es bastante solitaria, apenas existiendo uno o dos cambistas en el puesto fronterizo. Luego la combi te deja en la aduana Hondureña del mismo nombre, Agua Caliente, la cual es una especie de pequeño pueblo de frontera con restoranes, cambistas y kioskos. El puesto de control fronterizo hondureño es rápido, pero con la particularidad de pagar un impuesto de entrada, el cual es corcheteado en una hoja del pasaporte.

¿Ahora que? me pregunto ¿para donde voy? Eran como las 2 o 3 de la tarde, si mal no recuerdo, después de timbrar el pasaporte, no alcancé a tomar el bus que iba saliendo a San Pedro Sula...ah, los buses. Al igual que en Guatemala, el transporte terrestre es bastante informal. Empresas como en México o otros puntos de Latinoamerica, olvídese, pero la particularidad de que en Honduras, los buses que se pueden encontrar son más modernos que en Guatemala. Tras casi una hora esperando que llegara un bus, aproveché de comer algo, pollo con papas o algo así hasta que llegara el bus. Moderno, con baño y aire acondicionado, el cual te venden como directo, directo las pelotas, demoró un montón en salir y pueblo que había, pueblo que paraba.

Ruta entre Ocotepeque y San Pedro Sula, Honduras
El autobús tomó la ruta vía Ocotepeque (a kilómetros de la frontera con El Salvador), pasó por Santa Rosa de Copán y todo lugar que tuviera 4 casas o más, paraba. Una cosa que me llamó la atención en lo que vi en la ruta, tipos con armas de fuego al cinto tanto a caballo como por la calle o incluso en el bus. No por nada Honduras es uno de los países más violentos de América latina. Esta salvaje comprobación de eso, me di cuenta al llegar a San Pedro Sula en la noche. Por lo tarde que era, como las 20 horas, el bus no paró en la Terminal Metropolitana de Autobuses, la que está fuera de la ciudad, sino que en un terminal propio, en la ciudad, a unas cuadras del hotel donde pensaba quedarme, el Hotel Real, uno de los opciones económicas más decentes que existían allí. Salgo del bus, camino 3 o 4 cuadras y llego al hotel, de una estrella, nada del otro mundo, donde había un guardia, armado con escopeta recortada...Upps, pensé, donde mierda me había metido. Bienvenido a San Pedro Sula, Honduras.


Si te gusta este artículo que has leído, recomiéndalo en Blogger, Twitter, Facebook y Google+, o envíalo por Gmail.



5 comentarios:

  1. Tengo una duda, Cuando estabas en Cd. de Guatemala ¿Por qué no te fuiste a El Salvador en vez de a Honduras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Honduras limita directamente con Nicaragua y con esa lógica, me dije, por Honduras mierda nomás! Hacía algunos años había estado en San Salvador y no me pareció una ciudad muy amistosa, cosa que confirmé a la vuelta de Nicaragua, pero esta es otra historia que merece ser contada, más pronto que tarde. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Transportes Fuente del Norte o bien Maya de Oro o STARBUS que creo es lo mismo, te llevan desde la frontera de mexico a san pedro sula u conexiones buses de lujo servicvio directo y el bus sale de la frontera de tecun uman creo que a la 1 una de la madrugada y esta llegando a san pedro sula como a las 2 dos de la tarde via Corinto, Omoa Pto Cortez y finalmente SPS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tecun Umán, sin ofender, debe de ser las fronteras más abyectas que existen en América Latina. Ya sea por seguridad o comodidad, la mayoría de las empresas salen desde Tapachula vía El Carmen no por Tecun....y cuanto costaría Maya de Oro/Fuente del Norte??? yo viaje una vez desde Cd. de Guatemala a Benque Viejo en Fuente del Norte y era una vieja lata de sardinas...nada lujoso, nada de catering...y cobrara como si fuera un cama....para el nivel de vida centroamericano el precio era un asalto a mano armada. Saludos

      Eliminar

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!