7 de enero de 2014

Dresden: resabios del pasado, la guerra y de la RDA

Mural de la época de la RDA(DDR): Dresden



Tras estar unos días en Praga, decidimos como penúltima escala del viaje por el viejo mundo ir a Dresden, Alemania. Primero averiguamos en la estación de trenes de Praga pero los precios eran bastante onerosos y luego pasamos a la terminal de buses ÚAN Florenc, la principal de la ciudad. Ahí encontramos los buses llamados "Student Agency" (los que nos había nombrado una chilena en Viena) y encontramos pasaje por un precio digno (23 euros). Compramos los pasajes y al día siguiente viajábamos para Dresden. El viaje desde Praga no dura más de 2 horas, dado que buena parte del trayecto es por autopista, lo cual hace expedito el tránsito. Al igual que Eurolines, también el micro checo hacia pausas en el camino para que los pasajeros compraran y comieran comida (hay que recordar que por lo general, en Europa está prohibido comer arriba del autobús).

Semperoper, Dresden


Y cómo sucede en casi todos los países de la Unión Europea que están dentro del convenio Schengen, no hay que hacer trámites migratorios en la frontera entre República Checa y Alemania. Pero al igual que en Austria, apenasse entra a territorio germano se sube  al micro la policía federal alemana para controlar la documentación, haciendo bajar a buena parte del pasaje que tenía documentos serbios, macedonios y montenegrinos, pero tras revisarlos, volvieron a subir todos los pasajeros al autobús.

Desde este control policial de frontera, Dresden no estaba a más de 30 minutos de viaje. Apenas se entra a la ciudad, se pueden ver los efectos de los bombardeos realizados por estadounidenses y británicos durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial. Evidentemente buena parte de los edificios "modernos" que existen hoy en día tienen esa impronta gris y desangelada que tenían los edificios de la época soviética, lo cual nos recuerda que Dresden era parte de la antigua Alemania Oriental, la cual pese a los varios años tras la reunificación alemana, el este del país sigue siendo una especie de hermana pobre dentro de Alemania.

Puente sobre el Elba, Dresden



Tras caminar unas 3 cuadras por las desoladas calles cercanas al Dresden Hauptbahnhof (estación de trenes de Dresden y también parada de buses internacionales) llegamos a un hostel, de la cadena A & O Hostel, el cual tenía una sola cosa interesante: el precio, ya que en sus habitaciones combina hostel con motel y con dormitorios con estudiantes con zapatos tirados y calzones en el suelo, un verdadero quilombo a bajo costo. Pero bueee, íbamos a estar una noche, así que todo bien y por suerte nos tocó una habitación vacía....hasta que en la noche al llegar nos encontramos con una pareja de jóvenes amantes, pero que al parecer desataron su furia amatoria antes de nuestra llegada. Al dejar nuestras cosas, salimos a recorrer la ciudad. Si esperas encontrar en Dresden un centro histórico como el de Viena o de Praga, olvidalo, no verás mucho como consecuencia de los crueles bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, los cuales han dejado su marca en los escasos edificios pre 1945 que quedaron y con respecto a los pocos post 1945, hay algunos que recuerdan (al igual que los vendedores que venden baratijas de la antigua RDA) que acá existió un país socialista con valores y estilo de vida muy diferentes a los que hoy predican en Mc Donald's y en la tienda H & M....una ciudad con tantas volteretas y vueltas a empezar en pocas décadas como Dresden debe de haber pocas en el mundo.

¿Donde comer en Dresden?  Dresden como muchas ciudades alemanas y europeas, ha descubierto en la comida proveniente del medio oriente (y en este caso turca) una interesante alternativa culinaria tanto en precios y sabores. Kebab, Döner Kebab, Shawarmas, Lahmayunes y similares son fáciles de encontrar en varios rincones de la ciudad, a precios que van desde los 3 euros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!