26 de agosto de 2015

Cafe Brasilero, Montevideo

Café Brasilero, Montevideo
 El Café Brasilero era una de mis cuentas pendientes con la ciudad de Montevideo. Pasaban los años y por algún motivo no pude nunca poder tomarme una taza de café en el mítico café donde Eduardo Galeano hacía una pausa en su trajín diario. Pero esta deuda la pude saldar hace muy poco en un reciente viaje a Montevideo. Tras realizar lo que tenía que hacer en la capital uruguaya, me dije, "por fin iré al famoso Café Brasilero". Por suerte, me encontraba cerca, en plena Ciudad Vieja, así que me fue bastante fácil poder llegar.

A lo que uno pudiera imaginarse, el Café Brasilero no es grande. Olvídese de pensar que es un lugar como Las Violetas de Buenos Aires o el Colombo de Río de Janeiro, todo lo contrario, es bastante pequeño y con un aire íntimo. Tiene ese toque (aunque modernizado) de elegante decadencia que poseen muchas cosas en Montevideo, lo cual lo hace acogedor a cualquiera que entre. Estando allí, entendí por que a Galeano le gustaba venir a este café...simplemente por que sería el y nada más que el, donde podía divagar lo que quisiera y nadie lo molestaría.  Ahí está el secreto del Café Brasilero, en el no esperes encontrar un café de intelectuales ni mucho menos. Al estar cerca de la City montevideana (zona bancaria), hace que buena parte del día pasa lleno de trabajadores de bancos, financieras y oficinas, lo cual le da un aire diferente al lugar, junto con la de turistas, lo cual uno podría pensar que se puede convertir en un no lugar, pero por suerte, no ha sido así. En otras palabras, el Café Brasilero tiene un espíritu propio, ya sea por su ubicación, ya sea por la estela que dejó Galeano, pero es algo que se puede percibir apenas se traspasa su larga y añosa puerta de madera.


Café Brasilero, Montevideo
La atención es rápida y diligente (no así el Wi Fi, pero se puede vivir sin el). Con respecto al café que se puede tomar acá, (un expreso pequeño, 50 $U menos de 2 dólares), es el típico que se puede encontrar en los cafés de Montevideo, más cercano al que se toma en Río de Janeiro que en Buenos Aires.  También se pueden comer los clásicos menúes del día, que se encuentran a valores equivalentes entre 8 a 10 dólares (250 a 290 $U)


¿Volvería al Café Brasilero? sin duda, es un lugar que  merece ser visitado más de una vez.


¿Donde queda el Café Brasilero?  se encuentra en  calle Ituzaingó casi esquina 25 de Mayo, en plena Ciudad Vieja, a muy pocas cuadras de la Plaza Independencia y del Teatro Solís. Ojo, sólo está abierto de lunes a sábado. Sábados en la tarde y domingos se encuentra cerrado como muchas otras cosas en Montevideo, pero eso ya es otra historia que escapa a este posteo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? Aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!