14 de agosto de 2015

De Quito a Buenos Aires: camino a Tacna por las rutas peruanas




Tacna, nuestro próximo destino. Tras algunos días en Lima, había que seguir viaje al sur . Pero a diferencia de Mancora, encontrar pasajes para el sur nos costó algo más. Es cierto que Tacna es un destino de gran frecuencia, pero hacer el viaje de una sólo vez, es pesado y los casi 1300 kilómetros se sienten en el recorrido y el cuerpo. Es por ello que descartamos los servicios económicos (30 dólares) que salen del Estadio Nacional, si, son baratos, pero son incómodos y hasta precarios, por eso decidimos viajar en un coche semicama de Cruz del Sur, ya que no encontrábamos nada más en dos días (el avión de Lima a Tacna por los 2....eran cerca de 250 dólares, tarifa para extranjeros).    Dimos la última vuelta por Miraflores, compramos algo de agua y comida, sacamos las cosas del hostal y tras regatear con los taxistas, logramos que por 12 soles (menos de 4 dólares) nos llevaran desde la avenida Larco hasta el Terrapuerto de Cruz del Sur, ubicado en la avenida Javier Prado el coqueto barrio de San Isidro cerca del Terminal de Ormeño,   Los que han viajado en bus en Perú lo saben, pero quien decide cruzar Perú en autobús (micro/bus/autocar/camión) se encuentran con que en Lima no existe un terminal único terrestre. Un sinfín de empresas están desperdigadas por todo Lima, siendo realmente un caos para comprobar precios y calidades. La única que te queda (además de comprar el pasaje en agencia de viajes que te lo venden en dólares o soles al tipo de cambio del día) es ir a los Terminales de las empresas que se encuentran a lo largo de  la avenida Javier Prado o al Estadio Nacional y ver para donde ir y sacar cuentas. Llegamos al Terminal de la empresa Cruz del Sur, bastante pequeño para la demanda que existe por viajar en un país donde los precios muchas veces no condicen con la calidad, a canjear los "vouchers" que compramos en la agencia de viajes para luego dejar el equipaje en para que te lo suban al bus (micro), y luego esperar en la "puerta 3" a que llegara el bus que nos llevaría a Tacna.  Tras casi media hora de atraso (salía a las 12 del día) subimos al bus de dos pisos, pasando un control con detector de metales (resabio de la violencia política de los años '80 y '90) en que recorreríamos las rutas peruanas hasta Tacna.

Saliendo de Lima a Tacna por las rutas peruanas
A diferencia del  bus que veníamos desde Mancora, básicamente el pasaje era local, con algunos pasajeros que seguían viaje hasta Iquique, Santiago, Mendoza y Buenos Aires, un ejemplo bastante claro de la fuerte diaspora económica peruana de las últimas dos décadas.

Tras dar vueltas por algunas calles, salimos prontamente hacia la Panamericana Sur, esa ruta que corta Lima en dos, que cruza sin distinguir entre sectores acomodados y barriadas populares,siendo un recorrido que se hace interminable, tanto por el tránsito intenso (a pesar de que era sábado) como la longitud de la zona sur de la ciudad. Es acá, donde una chillona azafata (terramoza les dicen en Perú) sirve el almuerzo, el cual era un clásico de las rutas peruanas:  el inefable pollo con arroz. Tras comer, el paisaje comienza a cambiar:  salimos de los suburbios del sur de Lima y nos acercamos al océano, donde comenzamos ver la carretera llena de anuncios publicitarios.

Chincha
¿Porqué tanta publicidad en la ruta? simplemente por que la Panamericana es la ruta obligada para el Pinamar o Cachagua peruano: Asia. Un balneario chic con buenas playas pero lejos de la ciudad de Lima para los amigos de Jaime Bayley,  Santiago Roncagliolo o Alvaro Vargas Llosa, es decir,  la alta burguesía peruana, siendo Asia un lugar que no tiene que envidiar nada a ningún resort, pero que por momentos llega a ser obsceno en un país donde muchos usan esa misma carretera para viajar hacia Argentina o Chile para huir de los sueldos de 500 o 600 soles mensuales que ganan millones de peruanos.  Dicho y hecho, dejamos el lujo playero de Asia, se acaban las publicidades y comienza una larga ruta, sinuosa, por largos ratos aburrida (pese a las lecturas y al wifi del bus) y con asientos incómodos que sólo rompía la monotonía cuando paraba en alguna localidad del sur peruano, como  Chincha o Ica, para subir o dejar pasajeros. Acá nos encontramos con un Perú que no aparece en las guías de viajes, no menos interesante pero tan real como lo son Lima o Cusco.

entrada a Tacna
Nos dan una merienda con gaseosa (bebida) y eso fue todo el catering por el día. Llego la noche y al llegar a Nazca, comenzó la parte dura del viaje, subir y bajar cerros, recorriendo sinuosos caminos de montaña. Literalmente dormí a saltos (no se como mi mujer puede dormir incluso aunque caiga una bomba atómica al lado), ya sea por las frenadas del bus para evitar quedar metido en la mitad del cerro o por los hoyos que tenía la ruta.

Despertamos a unos 200 kilómetros de Tacna....pero eran las 5 am (el sur de Perú se encuentra en la misma latitud que el norte chileno, donde son 2 horas más) pero ya no pude seguir dormido. Paramos para un control fitosanitario cerca de Moquegua, el cual se hizo interminable.....daban ganas de bajarnos ya.  Tras un desayuno mustio que sirvió la terramoza, nos comenzamos a acercar a la última gran ciudad de Perú: Tacna, nuestro destino,  pero lo que sigue, ya es  simplemente otra historia.

Tips:

Taxi desde Miraflores a Terrapuerto Cruz del Sur: de 12 a 15 Soles

Pasaje de micro (bus/camión) de Lima a Tacna: desde 100 soles (económico), 130 soles (semicama con servicio) y 160 soles cama. También se pueden pagar en agencias de viaje, sobretodo en Miraflores, aceptan tarjetas de crédito del exterior. (1 dólar: 3,3 Soles, julio de 2017)

Terrapuerto Cruz del Sur: Ubicado en avenida Javier Prado 1109. Hay taxis oficiales que tienen tarifa fija y a la salida rondan taxistas piratas (negocie el precio, si es extranjero habrá una leve alza en la tarifa). También en la misma Javier Prado hay terminales de otras compañías, además de otros  repartidos tanto en el sur de la ciudad, centro y extremo norte de la ciudad. 

2 comentarios:

  1. Todo bien, pero en Lim existen dos terminales de buses que agrupan a las empresas, el terminal de Plaza Norte y el de Atocongo. Siempre es bueno googlear antes o intercambiar opiniones antes de viajar. Tacna es una ciudad cálida y hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocío: Lo que digo es que no hay 1 sólo terminal de autobuses en Lima, lo cual NO es falso, aunque sobre terminales de autobuses en Lima te podría mencionar las del Estadio Nacional o Fiori. Con respecto a Plaza Norte está bastante a trasmano si te quedas por e Miraflores (cómo fue el caso nuestro) o Barranco. Atocongo puede ser una opción, pero tampoco hay taaaanta info sobre el mismo. Saludos cordiales.

      Eliminar

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? Aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!