5 de agosto de 2016

Por Europa: de vuelta en Roma

Palacio del Qurinale, Roma
¡¡Habíamos llegado a Roma!! Tras el vuelo desde Venecia aterrizamos en el principal aeropuerto romano, Fiumicino (oficialmente llamado Leonardo da Vinci). Salimos del avión rápido, sacamos los equipajes y ahí nos fuimos a tomar el autobús que nos dejaría en la zona de la estación de trenes de Termini ya que cerca de allí nos quedaba el hotel que habíamos reservado. Pero a diferencia del aeropuerto de Venecia, no tomamos un bote sino que tuvimos que recorrer buena parte del aeropuerto para llegar a tomar el autobús pero ahí nos encontramos con una típica imagen estereotipada de Italia y los italianos: un pandemonio de gente comprando el boleto en los dos boleterías abiertas, con algunos gritando y quejándose de que no venían nunca los micros (buses), incluso un chino, aprovechando el despelote existente, trató de colarse en la fila para abordar uno de los autobuses que van hacia la estación de Termini, pero un italiano que estaba esperando para abordar lo pilló y lo sacó de inmediato de ella junto con un rosario de puteadas en la lengua de Dante: benvenuti a Roma


Esperando, Fiumicino
Tras esta imagen decidora del carácter de los locales (el que ha estado en Italia no debiese sorprenderse de ello), esperamos unos 20 minutos hasta que llegó el siguiente autobús.  Ahí la gente se puso como loca y subió apenas pudo, llenándolo en cosa de minutos pero el chófer se tomó su tiempo y salió sólo cuando la chica de la boletería le indicó.  Salimos con una tranquilidad pasmosa sin mayor apuro de Fiumicino, tomando la autopista que une el aeropuerto con Roma. El bus iba lleno principalmente de asiáticos, incluyendo el que quería colarse en la fila, algunos italianos y latinoamericanos (colombianos y nosotros). Tras unos 45 minutos de viaje, donde pasó por zonas semirurales, conjuntos habitacionales, algunas ruinas y hasta que llegamos a un costado de la estación de trenes Termini, donde nos bajamos y caminamos a la zona que en los mapas es llamada Roma I, ya que teníamos reservado un hotel en esta parte de la ciudad.

La Roma I es un sector donde existen varios hoteles de 2 y 3 estrellas, además de muchos ministerios y el Palacio del Quirinale  (antiguo palacio real y hoy palacio presidencial)  junto con algunas ruinas romanas y edificios o monumentos de alto valor histórico como la Quattro Fontane o la Iglesia de San Paolo dentro Mure (San Pablo Intramuros) y también, era que no, algunas tiendas de moda sobretodo en la Via Nazionale (Avenida Nacional).


Via Nazionale, Roma, 2016
Tras andar algo perdidos con el mapa, por fin llegamos a nuestro alojamiento, el Hotel Virgilio, el cual al igual que el hotel de Venecia, estaba más que bien y a un precio digno (sobretodo si se compra con anticipación), dejamos las cosas y salimos a dar una primera vuelta por la ciudad.   Claro no era nuestra primera vez en la ciudad, pero en esta ocasión se disfrutaría mucho más. Salimos por la Via Nazionale, doblamos y llegamos al Quirinale, seguimos por la Via del Quirinale que luego se transforma en la Via Ventti Settembre (calle 20 de Septiembre) donde se encuentran las famosas Quattro Fontane (cuatro fuentes) para luego pasar por la Piazza della Reppublica (plaza de la República) y sus libreros para volver a la Via Nazionale.  Ahí hicimos escala en uno de los supermercados existentes por la zona aprovechar de comprar algo para la cena, la cual la hicimos bastante de bajo presupuesto pero igualmente llenadora (pan negro, jamón, tomate, ensalada lista para servir y jugo de naranja Pellegrino, no más de 6 euros para dos personas) para descansar en el hotel y pasar la primera noche en Roma. Todo lo demás  ya es otra historia

Tips:

- Roma tiene 2 aeropuertos, Fiumicino que es el principal y Ciampino, que es usado por las líneas low cost

- Hay al menos 4 compañías de autobuses que realizan el recorrido  hasta la estación Termini desde la Terminal 2, pero principalmente desde la Terminal 3 del aeropuerto. También hay salidas para las estaciones Tiburtina y Ostiende y las estaciones del metro Cornelia y Eur-Margliana.  Valor desde unos 5 euros con cerca de 50 minutos de viaje.

- También hay trenes que salen desde el interior del aeropuerto, con servicios directos a Termini (Leonardo Express), Trenes Regionales (locales) que van a Tiburtina y FrecciaArgento (flecha de plata) que van a Florencia, Bolonia, Padua y Venecia. Mas info en www.trenitalia.com
.
- En los hoteles de Roma hay que pagar un impuesto local de 4 euros por persona por día. No está incluido en la tarifa del hotel.

- Muchos hoteles de 2 y 3 estrellas tienen desayuno buffet que en muchas ocasiones es que lo justifica dormir en uno de dicha categoría. Por lo general son más baratos que París o Londres y en ocasiones se pueden encontrar gangas por 50 euros la doble

- Aunque no haga mucho frío, la calefacción de los hoteles italianos puede ser molesta por momentos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!