25 de abril de 2016

Por Europa: Sintra bajo lluvia y niebla

Sintra


Habíamos llegado a Lisboa a la Gare do Oriente y ahora nuestro próximo destino era Sintra, donde pasaríamos una noche antes de viajar a Oporto (donde retomaríamos nuestro itinerario). Cruzamos la ciudad en metro hasta llegar a la estación Rossio, donde teníamos que tomar el tren con un viaje de no más de 40 minutos. Al igual que en otras partes del viejo mundo, en Portugal los trenes salen a horario, incluso los de tipo suburbano como era el caso del que teníamos que tomar.  Prácticamente  salimos de Rossio en un tren casi vacio con uno que otro local y algunos turistas (como nosotros) ya que íbamos en sentido contrario -saliendo de Lisboa- al movimiento de la gente (eran las 8:00) que viajaba hacia sus trabajos, pasando por las estaciones de los suburbios atestadas de personas que esperaban el tren. Tras más de 40 minutos de viaje, llegamos a Sintra. Tras bajar del tren, buscamos el hostel que habíamos reservado (para variar tras el cambio de ruta, 1 día antes en Booking, una doble por 30 euros) pero no dimos con el lugar. Caminamos hasta la municipalidad, que por suerte estaba a pasos de la estación de trenes y ahí nos explicaron muy amablemente que el hostel estaba  2 cuadras hacia la parte moderna. Gracias a las indicaciones dimos con el lugar, ubicado en la parte nueva, cerca del mercado y de bancos.


callejón en Sintra
Tras dejar las cosas en el hostel, salimos a caminar....para variar, con frio, lluvia y con una espesa neblina que apenas permitía algo más allá. No habíamos tomado desayuno, así que entramos al primer café a tomar algo: 1 café con leche con pan o pastel de Belen costaba 1 euro (17 ARS, 19 MXN o 750 CLP), ideal para reponer fuerzas y seguir camino. Seguimos caminando hacia la parte turística de la ciudad, la cual se encuentra siguiendo un sinuoso camino entre medio de arboles y casas tipo siglo XVIII y XIX. Estábamos en eso y nos comienza a observar un tipo joven que no nos dejaba de mirar nunca y que comenzó a seguirnos casi en una actitud psico, hasta que se detiene y nos pregunta: ¿ustedes son chilenos? le contesto que en mi caso que si (mi mujer es argentina) y hablamos un rato hasta que el tipo se pierde entre medio de la neblina.....

Tras esto, llegamos al centro de Sintra, el cual estaba lleno de turistas, negocios con souvenirs y restoranes a la caza de los clientes. Dimos una vuelta, sacamos unas fotos a lo que se podía ver con niebla y la lluvia, ya que ir a los lugares más connotados no tenía mucho sentido dado que mucho no se podía ver, así que comenzamos a volver a la parte moderna de la ciudad, a buscar donde almorzar, ya que era pasado mediodía. Encontramos a pasos del hostel un restoran de comida india, donde comimos unos kebabs a buen precio (3 euros) y como seguía lloviendo, fuimos a dormir una larga siesta que sirvió para reponerse del largo viaje desde San Sebastián Donostia. Tras eso, merendamos, tomamos unos mates y salimos a buscar para la cena. Como el hostel tenía cocina, aprovechamos de comprar cosas en el supermercado Pingo Doce que comparado con los precios de Argentina o Chile, era bastante barato. Compramos una pizza y vino local, así que nos dimos un festín nocturno a bajo costo. Luego nos fuimos al sobre ya que al día siguiente había que viajar a Oporto, pero esa ya es otra historia.



Sintra
Tips:

Viaje entre Lisboa y Sintra: 40 minutos, trenes cada 20 a 30 minutos desde la estación Rossio (combinación con la estación del metro Restauradores) o desde la Gare de Oriente, valor € 2,15. Boletos se compran en máquinas expendedoras en Lisboa y en Sintra en la boletería (taquilla) de la misma estación.

Habitación doble con baño compartido: desde € 30 en el Portuguese Hostel, ubicado en Largo Afonso de Albuquerque número 1 a sólo dos cuadras de la estación de tren Sintra

Comer: En la parte turística de Sintra hay menues desde unos  € 9 euros (no incluye bebida ni servicio de mesa). En la parte nueva de la ciudad, cercana a la estación de trenes, hay restoranes de comida china, india y hasta Pizza Hut o Mc Donald's. Si tienes donde cocinar en tu alojamiento, existe una sucursal de la cadena de supermercados Pingo Doce donde podrás comprar bueno, bonito y baratro.

Si va y quiere ir a los miradores o palacios que hacen famoso a Sintra, vaya en un día radiante, nunca como el día de mierda que nos tocó a nosotros

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!