14 de mayo de 2018

De Villa Crespo a Tokio: hacia el Templo de Asakusa

Camino a Asakusa


Habíamos dejado el Parque Ueno, y de ahí nos dirigimos hacia el Templo de Asakusa. Al igual que en Ueno, nos fuimos caminando. Tomamos una avenida que casualmente era por donde pasaba la línea del metro Ginza (en japonés: 東京メトロ銀座線 Tōkyō Metoro Ginza-sen ) quedando en nuestra ruta las estaciones Inaricho (稲荷町) y Tawamarachi (田原町) antes de llegar al Templo.  Una cosa nos quedó en evidencia cuando andábamos caminando: pese a ser una ciudad de 18 millones de personas,  en Tokio no se escucha el ruido o la locura de otras urbes como pueden ser París, Londres o Nueva York. Era algo que nos gustaba y nos sacaba de onda a la vez. Venir de una parte del mundo muy ruidosa como lo es el cono sur de América y llegar al reino de la discreción y el silencio como lo es Japón te descoloca muy rápido pero a la larga aprendes a tomarle el gusto y tratar de entender a la sociedad que estás conociendo.


Disculpe las molestias en japonés


Llama la atención a cualquiera los diferentes carteles donde se piden disculpas a los transeúntes por las obras que se hacen en la calle o en los edificios en construcción, lo que habla de relaciones sociales basadas  principalmente en el respeto al espacio del otro. ¡¡Que diferentes que son a nosotros!! nos decíamos. Otra cosa, nadie cruza a la mitad de la calle, todo muy ordenado y pulcro, lo cual también nos generó sorpresa. En otras palabras, lo que es común en nuestras ciudades es totalmente ajeno a lo que es Tokio (y el resto de Japón como veremos en los siguientes posteos). 



Santuarios a la venta, Akasuka, Tokio



A las pocas cuadras de avanzar, nos dimos cuenta que estábamos más o menos cerca del Templo de Asakusa, dado que comenzamos a encontrar una serie de negocios (que tontamente pensamos que eran mueblerías) pero no... estos vendían una especie de santuarios como libreros con el fin de quien lo compre, este coloque a sus deidades o a los parientes que están en el otro mundo, una relación con la religión más intima que la cristiana y a simple vista sin la carga de la culpa o  el peso de la cruz como lo que hay en buena parte de América Latina. Pero no estábamos para hacer de teólogos de café, así que seguimos caminando hasta llegar a la altura de la estación Tawamarachi (田原町) del metro Ginza y doblamos hacia la izquierda hasta toparnos con una calle que era la antesala del templo, donde nos topamos con una serie de tiendas (cual mercado persa), todo un circuito de compras, pero eso sí, pulcro, ordenado y limpio, aunque bullicioso como todo espacio de comercio popular.



Comercio popular cerca del templo de Asakusa

Tras pasar la zona de comercio, llegamos a la zona del templo en sí. A diferencia de los templos que conocemos en América Latina, acá en esta zona hay de dos religiones: sintoista y budista, las cuales en Japón se han mezclado de tal manera que se ha generado un sincretismo muy particular, sobretodo luego del fin de la Segunda Guerra donde al sintoismo se le quitó su condición de religión estatal. Pero eso no quita que sea un recinto sagrado, pero con la diferencia de que no se siente el peso de la culpa como en el cristianismo ni observas imágenes como las de Cristo padeciendo en la cruz  propio del catolicismo, sino que acá se respira realmente paz y armonía. Quien escribe esto no es un tipo muy religioso, pero tengo que reconocer que me sentí bastante bien estando acá. La zona de templos de Asakusa comienza tras pasar un arco que está dedicado a Buda, la puerta de Hozomon (宝蔵門)   para luego pasar la famosa zona de dulces japoneses que se encuentra pasado el arco de Hozomon.


Puerta de Hozomon, Asakusa

Como puedes ver en la foto, es una zona atestada de gente Turistas occidentales y asiáticos (coreanos, chinos, indonesios, taiwaneses) y creyentes se entrecruzan, pese a las inefables selfies y poses de algunos mientras que lado observas respeto y devoción. Pero antes de llegar al principal templo de Asakusa, el Senso-ji, hay que pasar por los puestos de dulces locales y chucherías varias, los cuales venden de todo lo que puedas imaginar, pero eso le da colorido y vida a la zona del templo, haciéndolo más terrenal. 


Puestos en Asakusa, Tokio


Tras caminar un equivalente a 200 a 300 metros (tal vez menos), te encuentras con el Sensō-ji (金龍山浅草寺 Kinryū-zan Sensō-ji) , el principal templo budista de Akasuka. Acá la gente ora, saca fotos, quema inciensos para purificarse y rezar a Buda, además de buscar algo de paz. Como decía antes, se siente paz y tranquilidad sin el peso de la culpa y el pecado que posee el cristianismo.



Senso-ji, Akasuka, Tokio

Pero muchos de los que van al Senso-ji pasan al templo sintoista de Akasuka. No te asustes, es propio del sincretismo del budismo en su versión japonesa. No pensemos en la división religiosa que manejamos en occidente sino que acá se mezcla todo, influencias chinas, autóctonas y venidas de India y el sudeste asiático: eso es el budismo japonés.


Quemando incienso, Akasuka


Alrededor del complejo se reparten budas y templos sintoistas todos en una gran armonía, pese a la presencia intrusa (y a veces irrespetuosa) del turismo. Comenzábamos a dejar la zona de Asakusa para ir hacia otra parte de Tokio, pero eso ya es otra historia

Orando a Buda, Akasuka

Tips de viaje:

Si te encuentras en otra parte de Tokio, puedes llegar en tren o metro. La estación de tren más cercana es Akasuka de la línea Tsukuba Express: http://www.mir.co.jp/en/.  Aunque la línea Yamanote no se encuentra tan lejos,  siendo  la estación Ueno la más próxima (esta última está incluida en el JR Pass). Más info puedes ver en el sitio de la JR-East: http://www.jreast.co.jp/e/index.html. En relación al metro, las estaciones más cercanas son Tawamarachi y Akasuka de la línea Ginza. Más info puedes ver acá: https://www.tokyometro.jp/lang_en/station/line_ginza/index.html

8 de mayo de 2018

De Villa Crespo a Tokio: recorriendo el Parque Ueno

Buzón postal con cara de panda en el Parque Ueno


Tras salir de Akihabara y caminar unas cuadras, llegamos a la estación JR Ueno, virtual puerta de entrada al Parque Ueno. Luego de cruzar por un puente peatonal que cruza la avenida Showa Dori, llegamos a la estación e hicimos una escala técnica para comprar algo de pan ya que había algo de hambre. Entramos a una panadería que se encuentra dentro de la estación, fuimos a pagar y sorpresa: buena parte de los panes, galletas y queques tenían la cara de pandas, lo cual tiene que ver con que en el zoológico de Ueno (que está dentro del parque) viven pandas en cautiverio.


Interior de la estación Ueno


Otra sorpresa que nos llevamos en la panadería, era el hecho de que la cajera no manipula dinero, ya que se paga a una máquina que acepta billetes o monedas y da cambio!!! Salimos con dirección al parque el cual no está para nada lejos de la estación (sólo a unas pocas escaleras).   Lo que sorprende a primera vista es que realmente el Parque Ueno es un lugar que se encuentra aislado de la ciudad, es decir, aunque está rodeado por la urbe y es facil de llegar, pareciera que estás en otro lugar y no en una megaciudad como Tokio. Acá parecía que estábamos en una máquina del tiempo, que de repente dejamos el siglo XXI y nos llevó a un Japón pretecnológico, un lugar donde la modernidad está bastante disimulada y donde las personas se desconectan de su vida moderna para estar un poco en paz.



Templo en el Parque Ueno

A diferencia de los parque en Occidente y América Latina, en el Parque Ueno se conjuga tanto la religión con templos budistas y shintoistas, el conocimiento ( en el parque se encuentran museos de Arte Occidental, Nacional de Tokio y Nacional de Ciencia) y un zoológico además de tropezarte a cada rato con la historia japonesa de los últimos 300 años



Una estatua de Buda en el Parque

En otras palabras, el Parque Ueno no es un parque cualquiera, es un lugar donde se conjugan religión, modernidad e historia, tres elementos que nos toparemos a cada rato en nuestro recorrido no sólo por Tokio sino que en todo Japón. Cuando me refiero que uno se topa con la historia japonesa contemporánea en el Parque Ueno, quiero decir que en el te encuentras con templos  religiosos y pagodas construidos en la era Togukawa (siglos XVI a XIX) como con estatuas y farolitos de tipo occidental tan propios de la era Meiji (fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX)


Estatua de un noble de la era Meiji

Eso si, todo estos recuerdos del pasado japonés. conviven de una manera armoniosa ocupando espacios muy determinados del parque, es decir,  los templos de la era Togukawa se encuentran en el interior del parque mientras los de la era Meiji se encuentran en los senderos principales, visibles para todo el mundo, dejando claro que el pasado es parte del presente japonés.


Templo shintoista de la era Togukawa


Perfectamente puedes pasar un día completo en el Parque Ueno, ya sea recorriendo los templos y monumentos, visitando el zoológico, estar en los museos o simplemente sentarse en una banca y disfrutar del paisaje que te rodea.


León de la era Togukawa

En el caso de nosotros, nos dedicamos a recorrer los templos del periodo Togukawa y contemplar las estatuas de la era Meiji y en relación a la duda existencial de nuestro viaje a Japón, todas las inquietudes que teníamos con haber decidido venir hasta Japón se dilucidaron de manera rápida al estar en el Parque Ueno. Nos dijimos ¡¡Esto es lo que veníamos a buscar!!.


Pagoda

Cómo decíamos, puedes estar todo día recorriendo el parque. Nos pasamos un buen rato mirando, sentándonos y observando todo, pero había que seguir camino. Así que dejamos el Parque, pero sabiendo que era el verdadero punto de partida para nuestro recorrido no sólo por Tokio sino por el resto de nuestro periplo por Japón.






Parque Ueno: algunos tips

El Parque Ueno es el parque de los pandas. Aunque son originarios de China, estos osos se han convertido en no sólo el símbolo del zoológico, sino que también del parque y  de todo el barrio, puedes verlos en buzones, entrada del zoo, en galletas, en panes y en edificios


El panda, símbolo de Ueno


La estación Ueno es un sector donde puedes moverte a cualquier punto de Tokio e indirectamente a buena parte de Japón a través de la red de JR (Japan Railways). Ueno es parada de la línea Yamanote la cual recorre Tokio de manera circular. Acá también hay hoteles de precios medios y estás a 4 estaciones de la estación de Tokio y 2 de Akihabara.

Si quieres ver a los pandas y a los otros animales del zoo, el horario del zoológico es de 9:30 a 17 horas de martes a domingo (lunes cerrado, el 1 de Octubre y del 29 al 1 de enero de cada año). Más info en la versión en inglés de la web del zoológico: http://www.tokyo-zoo.net/english/ueno/index.html

4 de mayo de 2018

Viajar desde Argentina al resto del mundo: tips para evitar los efectos de la devaluación e inflación

Viajar desde Argentina al resto del mundo ¿es posible pese a la devaluación?



Hacía algún tiempo, en este blog escribimos sobre que hacer para evitar los efectos de la inflación y de la devaluación por si pretendes viajar al exterior desde la Argentina. Han pasado los años y la situación, para decir lo menos, es inestable. Por ello, te dejamos algunos tips para que puedas viajar pese a la situación financiera


- Reserva lo antes posible los pasajes, ya sea al interior o al exterior si piensas salir en un mediano y largo plazo. Como consecuencia  de las fluctuaciones cambiarias, no sería descabellado pensar en reajustes a los precios tanto en  los pasajes  de micros y pasajes de avión. Por ello, compra pensando muy a futuro y evitar sorpresas. Con respecto al alojamiento, hay muchas opciones, desde la carpa hasta el couchsurfing, dependerá de tu estilo de viaje.


- Si vas a comprar pasajes hazlo en cuotas (en lo posible sin interés), en la mayor cantidad posible.  Pero eso sí, sincera tu situación financiera y ver si puedes sostener esos pagos en el futuro. Ten en cuenta que la inflación y devaluación (al menos en esto) pueden jugar a favor tuyo, ya que las cuotas que ahora pueden parecer pesadas, en algunas meses, pueden realmente muy poco. Si viajas a  Europa, acá puedes ver algunos tips de viaje: http://www.directoriodemicros.com/2016/05/como-viajar-europa-bajo-costo-desde-argentina.html


- Si piensas ir de vacaciones al exterior, lo recomendable es que saques cuentas más de una vez, ya que con la fuerte suba del dólar, te harán reajustar para arriba los costos. Eso definirás si viajas o no. Y en el caso de que viajes, siempre piensa tu presupuesto con una cotización más alta, es decir, si ahora está a 22 el dólar, saca todas las cuentas con un tipo de cambio más alto, por ejemplo 25 pesos, ya que así podrás redondear las cuentas de una mejor manera.

Si vas a comprar divisas, cotiza bastante antes de comprar, sobretodo si vas a  buscar monedas diferentes al dólar. Recuerda que sólo dejan comprar dólares y otras divisas en las casas de cambio sólo si estás en blanco (asalariado o monotributista). Más  tips para cambiar dinero sin mayores sorpresas lo puedes ver acá: http://www.directoriodemicros.com/2017/08/donde-cambiar-dinero-en-buenos-aires.html


- Siempre trata de ir informado de los precios a donde irás. No es lo mismo viajar al Sudeste asiático que a Japón, Nueva York, Portugal o Cusco.


-  Puedes ahorrar en comida durante el viaje, en un posteo anterior mencionamos algunos consejos para estirar el presupuesto para alimentos al máximo.


- Lleva dólares si vas al exterior, salvo si vas a la Unión Europea y al Reino Unido donde será mucho mejor andar con euros y libras esterlinas ya que el cambio del billete verde es malo.

- Lleva dólares si viajas en América Latina  o la moneda local (válido para Chile, Brasil,Uruguay y Perú) ya que si viajas a Brasil o Chile, te dan muy poco por los pesos argentinos en las casas de cambio

-¿ Que usar en el exterior Tarjeta de Crédito o Débito? Te recomiendo que revises este posteo: https://www.directoriodemicros.com/2017/01/usar-en-el-extranjero-tarjetas-de-credito-y-debito-algunos-tips.html



Como puedes ver, con un poco de ingenio  puedes salir de viajes pese a la inflación y la devaluación. ¿Y vos? Tenés algún tip para evitar los efectos de la devaluación o inflación?