2 de mayo de 2017

Viajando por el sur de Italia: De Nápoles a Palermo en tren




Tras unos días recorriendo las calles de Nápoles, llegó el momento de seguir viaje por el sur de Italia. Nuestro próximo destino era Palermo, en la isla de Sicilia. Decidimos hacerlo en tren principalmente por dos cosas: el costo y el viajar en tren.  El pasaje nos costó con algunos meses de anticipación unos 25 euros por persona en el sitio de Trenitalia, siendo mucho más barato que el autobús o el avión. Pese a demorar varias horas más que el avión (unas 9 hora de viaje en promedio), el tren tenía la ventaja de puedes hacerte una idea más amplia de como es el país, la idiosincracia de la gente y de poder ver el paisaje.



estación Napoli Centrale


El tren tenía hora de salida a las 09:50 am desde la estación Napoli Centrale, de la cual estábamos a pocos pasos desde el Hotel. Viajábamos en uno de los llamados Intercity, trenes que en Italia son catalogados de segunda clase (dado que no tienen servicio de bar ni wifi, sólo el asiento, baño, aire acondicionado y el portamaletas) pero para quienes somos sudamericanos y hemos viajado en trenes en esta parte del mundo, estos trenes italianos de segunda clase son realmente bastante cómodos que perfectamente podrían ser considerados de primera categoría si estuvieran instalados realizando trayectos como el de Buenos Aires a Tucumán o el Santiago a Temuco, pero esa es otra historia y discusión. Volviendo al relato del viaje, el tren no salió a la hora, ya que tuvimos que cambiar de vagón ya que el teníamos originalmente asignado no funcionó, pero el cambio nos vino bastante mejor ya que pudimos escoger asiento y nos sentamos en unos que eran poco más grande que el resto.



Hacia el sur de Italia!!!



Con respecto al pasaje del tren, este era bastante variado como la vida misma:  viajaban con nosotros un par de mochileros estadounidenses, migrantes africanos, familias, señoras sacadas de libros de Andrea Camilleri y algunos policías con uniforme eran los pasajeros del vagón en el que íbamos, nada del otro mundo pero cada uno de ellos era un mundo en si mismos.

El trayecto para nada se hizo aburrido, por lo menos al comienzo. Tomando en cuenta que buena parte del viaje se hizo bordeando el Mediterráneo, se podía ver desde las ventanas del tren observar los paísajes costeros de la Campania como de Calabria, algunos que realmente daban ganas de bajar del tren y meter los pies en el agua y quedarse días completos. Al salir de Nápoles, el tren paró en Salerno, Sapri, Paola, Lamezia Terme Centrale hasta llegar a Villa San Giovanni, literalmente en la punta de la bota que es la Península Itálica.


Dejando la bota


En este punto los vagones fueron subidos en ferries para poder cruzar el estrecho de Messina que separa Sicilia de la Península Itálica. Durante más de media hora navegamos por el estrecho en un Ferry perteneciente a Trenitalia que sólo llevaba a los pasajeros del tren.

El cruzar el estrecho de Messina en un barco (exactamente un ferry) ya justificaba las 9 horas de viaje, el poder mirar y sentir el viento ya era ganancia. Luego de esta dosis oceánica, volvimos a retomar nuestro recorrido, pasamos por Messina Centrale, Milazzo, Barcellona-Castroreale, Capo D'Orlando, Santa Agata Di Millitello, Cefalú, Termini Imerese y finalmente Palermo Centrale. Tras 9 horas y media de viaje, por fín llegábamos a nuestro destino, ya veríamos con que nos sorprendería Palermo y Sicilia, pero como decimos por acá: eso ya es otra historia.



Hacia Sicilia!!!



Viajar en Tren de Nápoles a Palermo (algunos tips)

- Italia es de esos países que no se entienden ni comprenden si no se viaja en tren.

- Si compras el pasaje  de tren online con dos meses de anticipación, te puede salir 25 euros el trayecto. Aunque a veces en Treinitalia hay ofertas, hay que estar atentos. Recomendable comprar directamente en la web de Trenitalia antes que en otros sitios.

- Si compras online no hay que validar pasaje en las ya clásicas maquinitas validadoras. Eso sí, ten siempre el pasaje a mano, ya que hay frecuentes controles de los inspectores de Trenitalia durante el viaje.

- Viaja con predisposición para un largo viaje.

- Hay 3 salidas diarias desde Nápoles a Palermo en tren. Una en la mañana, otra en la tarde y otra cerca de la medianoche. Confirma horarios en la web de Trenitalia.

- En el tren no hay salón comedor ni nada parecido. Hay que llevar comida para el viaje. Aunque en el bar del ferry venden arancinis y panninis además de café y gaseosas, pero sin gran variedad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!