12 de octubre de 2017

Sevilla en un domingo

Sevilla en un domingo




Sevilla es de esas ciudades que sufren un cambio radical los días domingo. Donde la noche del sábado había gente, jolgorio y marcha (joda/carrete) el domingo es todo lo contrario, es el día de ir a la iglesia, salir con la familia y ser un señorito/a, todo lo contrario de la noche anterior. Con este escenario nos tocó estar en Sevilla. Luego de desayunar en un café a pasos del hotel, fuimos a una vuelta por la misma calle Águilas que habíamos andado la noche anterior. 



Estación del Vía Crucis, Sevilla


El panorama que nos ofrecía a simple vista Sevilla en un domingo al mediodía era algo más cercano a uno de esos viernes santos de mi infancia: una calle vacía con uno que otro que caminaba, con esa cadencia que sólo se puede ver en los días domingo: lenta, casi al borde de la resignación y la tristeza.  Tampoco ayudaba a esa percepción las imágenes de las estaciones del Vía Crucis que marcan buena parte del centro histórico sevillano. Pero obviamente no nos quedamos con esa primera imagen, así que seguimos andando por donde nos llevaran las calles. Sin un mapa a mano, comenzamos a caminar por las callejuelas (herencia del pasado musulmán de esta ciudad de la cual reniega pero que aflora apenas puede).



Alrededores del Álcazar de Sevilla



Dando vueltas, llegamos sin saber a la Puerta del Perdón y al Patio de los Naranjos, en otras palabras pleno centro de Sevilla. Acá si había bastante movimiento, básicamente de turistas de fin de semana y locales, los cuales le daban vida y color a un día  que se veía venir como triste y sin mucho que mirar. En los alrededores de la Puerta del Perdón está la Giralda, la Catedral de Sevilla, la tumba de Colón, el archivo de Indias y la Parroquia del Sagrario, claros indicios de que estábamos en el centro histórico. Pero eso sí, más allá de los restoranes, mucho no había abierto. Incluso algunas cantinas y tabernas en el centro se encontraban cerrados, lo cual sin duda le quitaba algo de onda a la vuelta dominguera, siendo esta zona del centro histórico como un oasis dentro del aire soporifero que puede ser estar en Sevilla en un domingo.  Seguimos caminando, ahora nos fuimos bordeando el Alcázar de Sevilla pero al frente teníamos al Hard Rock Café, cosas de la globalización que terminan afeando los entornos, pero bueno, no era el momento para divagar sobre los efectos del turismo de masas y la globalización. Así que decidimos tomar camino hacia la la Plaza de España, pero lo que sigue es otra historia.


Alrededores del Alcázar de Sevilla


Tips:

Los mapas turísticos no son gratuitos. los venden en la oficina de información turística....

Tomar desayuno en Sevilla es tal vez, de lo más barato en España. Puedes encontrar desayunos desde unos € 1,50 en cualquier bar o cantina sevillana. El desayuno económico consta de pan tostado con mantequilla/mermelada o pan con aceite de oliva y tomate con café.

No te guíes con el mapa, es mejor perderse en las callejuelas del casco histórico de la ciudad, aunque a veces es necesario darle una mirada dado que las calles no tienen numeración y se terminan tan fugazmente como empiezan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!