19 de agosto de 2017

Caminando por Barcelona: la playa de la Barceloneta

Calle en la Barceloneta, Barcelona, 2017



Nota aclaratoria: Estaba por escribir un posteo sobre nuestro viaje por Barcelona (el cual fue hace unos meses) pero ocurrieron los salvajes atentados en Las Ramblas y Cambrils. En ese momento decidí en ese momento no postear, aunque pasando los días me ha quedado claro que no se puede detenerse ante el accionar de los violentos ni quienes tratan de imponer su cosmogonía, no sólo en Barcelona sino que en todo el mundo (ver post en mi otro blog Divagaciones). Por ello, este posteo es una muestra de que no hay que darles espacio a quienes creen que atropellando y acuchillando personas podrán hacer cambiar una sociedad, ni ahora ni nunca. 

Tras hacer una pausa para comer en el Mercado de Santa Caterina, dejamos las estrechas y sombreadas calles del barrio Gótico  para dirigirnos hacia el mar,  a mirar el Mediterráneo y aprovechar el día soleado en la playa. Así que tomamos nuevamente la vía Laietana, para dirigirnos directamente a la Barceloneta. No me imaginaba que en Barcelona tuviera playas a tan pocas cuadras del centro, pensaba que para disfrutar del mar, tenía que necesariamente tener que dirigirme a Blanes (hogar adoptivo de Roberto Bolaño) o a Sitges. Nunca pensé que a pocas cuadras de la atestadas Ramblas o del Barrio Gótico, podría escaparme unos minutos al Mediterráneo y divagar un rato.

Marina a pasos de la Barceloneta, 2017



Tal vez, esto fue lo que me encantó de Barcelona, más allá de los clichés clásicos sobre esta ciudad. El poder perderte un rato, a pesar de la masificación del turismo, de sentir el aire marino (algo que tal vez es natural para un chileno, pero viviendo en Buenos Aires se pierde bastante esa posibilidad de disfrutar el mar). Así que con mi mujer nos fuimos caminando por esa avenida que el Passeig  de Joan de Borbó (Juan de Borbón) donde se puede ver de reojo el estilo de vida de los ricos y famosos que usan este puerto tanto como Marina junto con ser un escaparate para sus yates y pequeños cruceros de lujo. Pero no todo puede ser ostentación, así que comenzamos a caminar por el barrio de la Barceloneta, un barrio con personalidad propia incrustado en medio del lujo de los yates y de las hordas de turistas, pero que lentamente comienza a ser gentrificado, es decir, ocupado por gente de mayor capacidad adqusitiva y convirtiéndose en una mera escenografía pintoresca, siendo esto, uno de los principales reclamos de los que enarbolan la bandera de la turismofobia. 


Playa de la Barcelona, 2017



No nos demoramos mucho en caminar por las callecitas de la Barceloneta, sino que nos dirigimos derechamente hacia la playa. ¡Por fin! algo de arena, sol y mar en Barcelona. ¿Que más quieres en tus vacaciones? Había que disfrutarla pese a los vendedores pakistanies de pareos,  los que te vendían mojitos, los que te ofrecen los inefables palitos de selfies y  cualquier chuchería habida y por haber. Ya con sólo ver el mar, ya me daba por servido. Tal vez, el estado de la playa no era el mejor, muy limpia no estaba, ya que no fuimos en la temporada veraniega, pero ya era suficiente el poder caminar un rato por la arena y sentir el mar en los pies. Nos quedamos por cerca de una hora y algo, para luego seguir caminando por la ciudad, pero lo que sigue ya es otro posteo.  


Playa de la Barceloneta, 2017


Barceloneta: algunos Tips

- La playa de la Barceloneta está a pocas cuadras de la Ronda Litoral, esa avenida con dirección al norte que es la continuidad del Passeig de Colom. A pocas cuadras de la misma, se encuentra  la estación Barceloneta del metro (línea 4) y no muy lejos de allí está la Estació de França (Estación de Francia) lugar de donde históricamente llegaban y salían los trenes con destino Francia y hoy en día salen principalmente hacia destinos regionales y uno que otro con servicios de larga distancia. Más información sobre la  Estació de França y sus destinos, la puedes ver en este link:  http://www.adif.es/es_ES/infraestructuras/estaciones/79400/informacion_000001.shtml

- Aunque el peak de gente es en el verano, no es infrecuente ver bastante gente en la playa de la Barceloneta durante todo el año. 

-Desde Las Ramblas no serán más de 10 a 12 cuadras hasta la playa, las cuales son caminables sin mayor apuro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!