11 de septiembre de 2017

Barcelona: del Park Güell a Montjuic


Llegando al Park Güell, Barcelona




Habíamos llegado caminando desde La Pedrera a uno de los íconos turísticos de Barcelona el famoso Park Güell , el cual estaba lleno de turistas (como casi todo por acá) y para variar cobrando la inefable entrada. Así que en otro acto de rebeldía y gasolerismo viajero, solamente dimos una larga vuelta por las partes que se pueden recorrer sin tener que sacar la dichosa entrada y luego aprovechamos de descansar un rato para seguir por la ciudad. Ya bastaba por caminar por las partes libres para darte cuenta que el Park Güell era un lugar que había que conocerlo aunque sea por fuera y a lo lejos.




Interior del Park Güell



Luego comenzamos a salir de la zona del Park Güell sin mayor apuro, aunque ya a esa hora había algo de hambre. Para comer algo pasamos a un mercado cercano, el Mercado de Lesseps pensando que podría ser la versión barrial del Santa Caterina con su bar de tapas incluido, pero no, tenía un barcito sin mucha ofera culinaria, así que volvimos nuevamente a la Travessera de Dalt hasta llegar a la estación del metro Lesseps. Acá tomamos con dirección al centro a través del Carrer Gran de Gràcia que es la antesala del céntrico Passeig de Gràcia



Una pausa en el camino, Barcelona, 2017


Pero antes de seguir camino en el centro, vimos un barcito (si no me equivoco, era la cafetería Aran) al cual entramos, nos pedimos unos sandwichs y unas cañas para recuperar fuerzas. Tal vez. acá fue nuestro primer contacto con una Barcelona totalmente ajena al ruido y al movimiento del turismo. Un lugar cotidiano, clásico bar o cafetería española con gente que tapea y sigue su curso o donde puedes ver a los amigos arreglando el mundo a punta de cañas. Ver un poco de rutina cotidiana nunca hace mal en un viaje, ya que te permite saber donde estás parado. Luego de cargar combustible y revisar una tienda de comics (Antifaz Comic) que literalmente saqueada por quien escribe, seguimos caminando por Gràcia, donde se puede ver una Barcelona que perfectamente podría ser la escenografía para una película ambientada en el fin del franquismo hasta que se transforma en la mundialmente conocida Passeig.  Luego, decidimos doblar por Carrer d' Aragó (Calle de Aragón) hasta el final (Parque Joan Miró) para dirigirnos a la Plaça d'Espanya (Plaza de España), la cual es la puerta de entrada hacia el Montjuic.


Montjuic


Para quien no haya estado ahí, en Montjuic hay una serie de lugares que se pueden ver a simple vista, como las fuentes (que funcionan sólo en verano), las torres venecianas que se encuentran a la entrada, además de unos pabellones como el alemán que son parte de las galerías y exposiciones de la feria universal de principios del siglo XX que se desarrolló en Barcelona y que quedaron como parte del complejo del Montjuic.


Vista de Barcelona desde el Montjuic


En la cima, tras subir en las escaleras (ya sean mecánicas o tradicionales) se encuentra el Palau Nacional. el cual es la actual sede del museo nacional de artes de Cataluña. Mirando a la ciudad desde el Montjuic, comenzó a labrarse el cambio de planes más grande que tuvimos en el viaje. En teoría, al día siguiente teníamos que volar hacia Londres para ir a Edinburgo, pero decidimos quedarnos en la península unos días más, pero no necesariamente en Barcelona, ya sea por que nos atrapó la ciudad o por que simplemente nos gustó eso de hacer tapas y cañas sin mayor culpa por la calles de Barcelona o  cualquier ciudad en España.  Pero lo que seguía, ya es otra historia.

Vista de la Sagrada Familia desde Montjuic



Tips:

Si quieres entrar al Park Güell, la entrada está a 8 euros si la compras en la taquilla/boletería y algo menos si la compras online.

Barcelona, es la capital del comic en la península ibérica. Una comiquería que vale la pena revisar es Antifaz Comic,  ubicada en Carrer Gran de Gràcia 239 (tel: 93 237 81 19)

Para comer bueno, bonito y barato en los alrededores del Park Güell, es  recomendable que busques por los alrededores de la estación del Metro Lesseps y por .Carrer Gran de Gràcia. Un buen lugar es la Cafetería Aran (Carrer Gran de Gràcia 168) donde se puede comer decente y a buen precio 

2 comentarios:

  1. Solo recordar que la entrada de 8 Euros se cobra por dos razones fundamentales.
    1.- La zona monumental no puede absorber más de 400 personas por hora, tiempo atrás cuando se permitía la entrada al Park Güell a todo el mundo sin límite, empezó a llegar la degradación del Parque. La gente es muy incívica es la mejor medida que se podría haber tomado.
    2.- Todo el dinero que se recauda se utiliza para rehabilitar y mejorar el parque.

    Solo comentar que como Guía Oficial del Park Güell durante más de un año, estoy bien informada de como se esta gestionando el Parque y desde mi punto de vista es impecable
    Muchas gracias por tú publicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irina: Muchas gracias por tu comentario, ya que muestra también otra perspectiva de lo del cobro. Es cierto que entra demasiada gente al Park Güell, lo cual lo debe hacer inmanejable por momentos, lo que justifica la existencia de una entrada, pero también es cierto (y va más allá de lo del Park) que los museos en Barcelona son caros y si quieres ir a cada atracción o museo no deja de ser un buen presupuesto. Gracias por comentar en el blog. Un abrazo

      Eliminar

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!