20 feb. 2013

Llegando a Madrid

Estación del Metro Tribunal






Hace varios días que tenía pendiente el posteo sobre la capital española, Madrid, así que llegó el momento de escribirlo de una vez.
Llegamos al terminal de buses de Mendez Álvaro, al sur de la ciudad, un terminal grande como los que se pueden encontrar en México, Chile o Argentina. Sacamos nuestras maletas del bus, para ir a tomar el metro.La primera sorpresa del metro del Madrid: no hay boleterías atendidas por personas, solo hay máquinas expendedoras que venden boletos de acuerdo a la distancia, teniendo tarifas más caras  en relación al metro de París (que tiene tarifa única). Viajamos hasta la estación Pacífico, donde hicimos combinación en la Estación Sol, para ir a nuestro destino, un hostal ubicado a pocas cuadras de la estación Tribunal, en pleno barrio de Chueca.


Calle por el Barrio de Chueca (Madrid)




Tras más de 35 minutos de viaje en el metro (con espera de combinación incluida), llegamos a nuestro destino, el Hostal Enebral (Velarde 22, tel: 00 34 914 474924), la cual nos pareció una opción buena, económica y barata para dormir en Madrid (habitaciones dobles desde 25 euros en la semana). Lo único malo es que al igual que la mayoría de los hostales y hoteles económicos, se encuentran en 3eros o 4tos pisos de viejos edificios, los cuales no serían problemas en cualquier otra ciudad, pero en Madrid si  ¿Porqué? por el hecho de que estas vetustas edificaciones no tienen ascensores, teniendo que subir las maletas y mochilas hasta el hotel, dado que con suerte, el encargado sólo abre el portón  eléctrico de la entrada y nada mas....Tras casi una subida de equipaje que parecía la larga marcha de Mao Zedong, llegamos a la puerta del hostal, donde nos abre un simpático cubano  quien nos toma la reservación, pagamos y a descansar a la habitación. La habitación era pequeña, pero tenía de todo: refrigerador, cable, aire acondicionado (innecesario cuando fuimos) y wifi para mandar señales de vida. El baño era compartido, pero que más por 25 o 30 euros por los dos, nos salía más barato que un hostel. Luego salimos a dar una vuelta para ver como era la zona donde nos estábamos quedando. Lo único que sabíamos es que era cerca de la plaza 2 de Mayo, de varios bares y a unas pocas cuadras de la Gran Vía, la legendaria Chueca. Pero una cosa nos llamaba la atención que era día de semana y todo estaba cerrado, hasta el supermercado Dia que estaba a unas cuadras pero luego ya nos enteraríamos por que...era el día de la Virgen  de la Almudena,  el cual es  feriado local en la comunidad de Madrid. Así que buscamos donde comer y encontramos un local de comida libanesa a unos pasos de la Gran Vía, donde nos pedimos unos combos de kebabs+papas fritas y gaseosa a un mas que buen precio (ni, hablar, mucho más barato que Paris o Londres e incluso Buenos Aires o Santiago), ya que nos salió menos de 3,5 euros por persona.



El autor de este blog, perdido en Madrid



Ya con la panza llena, seguimos caminando hasta volver al hostal a descansar, ya había terminado nuestro primer día en Madrid, el cual, me daba una extraña sensación de estar en un lugar que me era conocido en algún sentido pese a no haber estado nunca. Tal vez me recordaba por flashazos a la Ciudad de México o incluso a la lejana Santiago, pero bueno, estábamos en Madrid y listos para ser recorrida y caminada.

Lo Último: Para leer la llegada del 2016, leer acá

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de escribir opiniones, dudas e inquietudes

¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!

La política de comentarios que se maneja en Directorio de Micros la puedes consultar acá:

https://www.directoriodemicros.com/p/politica-de-privacidad.html