29 de abril de 2018

De Villa Crespo a Tokio: Por fin en Japón!! primeras impresiones de Tokio





Luego de un largo viaje que partió desde Nueva York, ya estábamos en Japón por fin!!. Aterrizamos en el Aeropuerto Haneda (el segundo en importancia de Tokio) al día siguiente de haber salido desde San Francisco, eso sí, eran las 19 horas del lunes hora japonesa y las 02 am del mismo lunes en California desde donde habíamos salido, todo una locura. 
Tras salir del avión y luego de hacer largas filas en migraciones (con agentes migratorios amables y hasta bromistas, ya que cuando la agente que preguntaba en la fila a donde nos quedábamos le dije "Akibajara" se cagó de la risa ...luego nos timbraron los pasaportes y de ahí a buscar el equipaje para como movernos a nuestro destino que era Akihabara. Pero antes teníamos que cambiar algunos dólares por yenes, así que fui a la casa de cambio y ahí comienzan las sorpresas: paso los dólares que tenía en el bolsillo, la chica que atendía los recibe ceremoniosamente en una bandejita con una ligera reverencia, quedo plop y más encima más plop por que nos dan un cambio mejor de lo esperado. Luego, vamos saliendo a la estación de trenes desde donde sale un Monoriel con dirección a Tokio, es aquí donde empezamos a interactuar con máquinas que funcionan mejor de lo que parece y que por suerte tienen un menú básico en inglés. Compramos 2 pasajes para dirigirnos hacia  la estación de Hamamatsucho donde haríamos combinación con la línea Yamanote para llegar a Akibahara. 







Llegamos a la estación del Monoriel que está dentro del aeropuerto Haneda, la cual para suerte nuestra está señalizada en inglés y apenas subimos al monoriel, entramos a una dimensión diferente del ser sujeto social. Una sociedad donde todos están callados, es raro escuchar una risotada o alguien hablar muy fuerte, todos sin querer llamar la atención, evitándote la mirada directa y extrañamente los que vimos en el monoriel como en el tren no estabán pegados a los teléfonos móviles, es más, muchos leen el diario, libro o revista pero eso sí, cada uno en su mundo. Este primer acercamiento con lo japonés fue extraño, suficiente para dudar ¿hicimos bien en cruzar medio mundo hasta acá? Otras veces saco fotos en el metro o en cualquier transporte donde viajo, pero en esta ocasión decidí fotografíar la publicidad para evitar problemas. Arribamos a Hamamatsucho y ahí cambiamos a la  línea Yamanote, ahí vimos al colocar el boleto para pasar así que se nos acercó un guardia y nos indicó en japanglish que cargáramos en la máquina con la opción "fare adjustment" (diferencia de tarifa), nos faltaban cerca de 100 yenes (menos de 1 dólar) por persona, así que colocamos la diferencia y así pudimos subirnos para llegar a Akihabara.



Matinal de la cadena Fuji que empieza a las 4 am....

Llegamos al hotel,  acá también nos topamos con la misma reverencia y amabilidad que en la casa de cambios, dejamos las cosas, fuimos a comprar algo en el Seven Eleven del frente del Hotel  y al sobre hasta el día siguiente.....que despertamos a las 4 am....prendimos la televisión y ya había programación en vivo ¿este es un país de locos? pensamos. ¿A que hora se levantan en Japón? Nos preparamos un café, vimos lo que queríamos hacer en el día y nos levantamos. Como habíamos llegado de noche y algo zombies, no nos habíamos dado cuenta de donde estábamos, así que salimos a la calle antes de las 8 am y nos encontramos con un ejercito de personas que corrían a sus trabajos sin mirar a nadie absortos en sus micromundos alejados de nuestra mirada de turistas latinoamericanos perdidos en el espacio. 


Una mañana cualquiera en Akihabara, Tokio

Caminamos por la avenida Showa Dori con el objetivo de ir al Parque Ueno, el cual quedaba a unas 10 cuadras, las cuales nos servirían para comenzar a tomarle el pulso a una ciudad como Tokio, la cual nos develaría grandes sorpresas y de las buenas, pero bueno, eso ya es otra historia que irán leyendo en próximos posteos.


 Akihabara, Tokio


Tips de viaje:

Tokio tiene 2 grandes aeropuertos que son Narita y Haneda  (a veces en los buscadores aparece un tercero, Yokota, pero esta es una base aérea estadounidense con vuelos ocasionales). Nosotros llegamos a Haneda, del cual se puede ir al centro de Tokio en Monoriel+tren, también hay autobúses (a la estación de Tokio y otros destinos como Tokio Disneyland) y taxi.  El Monoriel cuesta unos 480 yenes (4,5 dólares). Más info puedes ver en el sitio oficial del aeropuerto Haneda: http://www.haneda-airport.jp/en/

La línea de tren Yamanote es una especie de tren circular dentro del casco urbano pasando por Akihabara, Estación de Tokio, Shijuku, Shibuya, Ueno y otras. Es de JR y se puede usar con el JR Pass. Si no la tienes, se paga de acuerdo a la distancia que viajes aunque también hay pases diarios al igual que para viajar en Metro

Cambiar en el aeropuerto -al menos en Haneda- no es para nada mala idea, el cambio es bastante bueno. Aceptan dólares, euros, libras esterlinas, francos suizos, dólares australianos y monedas asiáticas como baths tailandeses, wones surcoreanos, dolares de Taiwan, Hong Kong y de Singapur entre otras.



Máquinas expendedoras, Akihabara, Tokio


Tokio (y por ende, todo Japón) está lleno de estas máquinas como la que aparece en la foto, las cuales desde unos 100 yenes (menos de 1 dólar) puedes comprar te, café, agua, bebidas y jugos. A diferencia de las que hay en América Latina, estas si te dan cambio y no te cagan con el dinero.



platos en exhibición, Akihabara, Tokio

Con respecto a la comida: Muchos menúes están en japonés aunque en algunos restoranes, existen cartas en inglés. Pero también es muy común ver afuera de los restoranes réplicas de los platos del menú (tal como los restoranes que están en el Portal Fernández Concha en Santiago) para que el comensal escoja según le parezca. Los precios van desde los 500 a 600 yenes en adelante. Pero también puedes comer a bajo costo, como por ejemplo sopas y noodles que puedes calentar en los 7eleven o Lawson que pueblan buena parte de Tokio que no te saldrán más de 120 yenes. A veces hay cadenas como Nakao o Doutor que puedes encontrar menues en oferta, desde 400 yenes (menos de 4 dólares). Al igual que en todos lados, es cosa de buscar y explorar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!