28 mar. 2019

De Villa Crespo a Rishikesh: Visita a la Mezquita Azul (Sultanahmet Camii)

Mezquita Azul










Íbamos a la Mezquita Azul.
Tras desayunar en las cercanías del Gran Bazar, nos devolvimos hasta Sultanahmet para ir a visitar la Mezquita Azul. Como decíamos en un posteo anterior, las distancias no son tan grandes en el casco viejo de Estambul así que pudimos llegar en no más de 15 minutos caminando sin mayor apuro.  Al llegar nos fuimos de inmediato a la Mezquita Azul (en turco Sultanahmet Camii). Esta a diferencia de Aya Sofya (que se encuentra a no más de 500 metros al frente) no es un museo sino que es una mezquita en pleno funcionamiento, es decir, un templo religioso con peregrinos que rezan entre medio de los turistas pero eso no quita que sea uno de los principales atractivos para quien visita esta parte de la ciudad.



Entrada a la Mezquita




Vimos que no había una gran fila para entrar y tras un control de seguridad como también de recato (sobretodo para las mujeres) pudimos pasar. Lo que llama la atención a primera vista de la Mezquita Azul a cualquiera que la visita es su tamaño. Es enorme si se compara con las iglesias y catedrales cristianas (católicas, protestantes y ortodoxas) y rivaliza en tamaño con su vecina Aya Sofya. 








Otra cosa que llama la atención a quienes no somos musulmanes es la separación de los sexos dentro de la mezquita, con espacios para rezar diferenciados para hombres y mujeres. Tengo que reconocer (talvez por no ser creyente y estar mas en camino al agnosticismo e imbuido del igualitarismo liberal democráta) que me molestó bastante el hecho donde aparentemente la mujer en el rito islámico es un ser inferior, casí una niña pequeña que no puede estar sin tutela del hombre de turno (padre, marido) y que en vez de ser una experiencia igualadora, es donde se afirman las diferencias de genero de manera abyecta, reforzados con la vestimenta especial que debe tener la mujer para entrar. ¡¡Ojo!! esta es la impresión de entrar dentro de la mezquita. Tal vez me equivoque feo pero es lo que me pareció a primera vista, aunque también tengo que acordarme que Turquía, pese al reboot islamista de Erdogan, es un país laico y la influencia de la religión gracias a Atatürk es menor que en otros países donde el Islam es la fe mayoritaria. Pensemos que Estambul es el Miami del mundo musulman, ya que es el único lugar donde los iranies y los residentes de los emiratos del golfo Pérsico pueden dar rienda suelta a sus instintos consumistas, de hedonismo y placer sin ser vigilados por la policía religiosa


rezando




Más allá de mis divagaciones sobre el género y la religión, la Mezquita Azul no deja de ser un espacio sobrecogedor. La fe que muestran tanto hombres y mujeres al llegar a la mezquita como por ejemplo los que vienen de países islámicos como Indonesia, los cuales realmente se emocionan al estar acá rezando y contemplando el templo, no deja de sorprender a quien escribe.









Como la mezquita estaba en obras, se visita mas o menos rápido, así que salimos de ella, nos acomodamos  y seguimos caminando, pero lo que sigue ya es otra historia

Tips de viaje:

Para entrar a la mezquita no se paga entrada, pero si hay control de seguridad. Las mujeres deben usar velo en la cabeza, pero pueden entrar en pantalón, pero no con falda o calzas, pero en ese caso en la entrada les prestan faldones largos para que puedan entrar sin problemas

La Mezquita Azul cierra visitas cuando son las horas de oración (las 5 veces al día)

Entra con respeto y recogimiento, recuerda que es un templo y no un museo

Más info puedes ver en el sitio oficial (en inglés y turco): http://www.sultanahmetcamii.org/ 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas.

¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!

La política de comentarios que se maneja en Directorio de Micros la puedes consultar acá: https://www.directoriodemicros.com/p/politica-de-privacidad.html