26 de julio de 2017

Chao Roma y Hola Barcelona

Vista de los techos de Roma desde el Hotel Corallo


Por fin habíamos llegado a Roma, exactamente a la estación Termini al anochecer tras viajar prácticamente todo el día desde Catania en el tren Intercity. Tras salir de la estación, caminamos unas pocas cuadras hasta llegar al alojamiento que teníamos reservado previamente, el Hotel Corallo, ubicado en la Vía Palestro.  El hotel no era nada del otro mundo pero era barato y nos serviría básicamente para pasar la noche, ya que al día siguiente volábamos hacia Barcelona.  Dado que no habíamos comido nada decente, salimos a buscar algo para cenar, así que comenzamos a dar vueltas. Queríamos algo bueno, bonito y barato y descartamos algunos por el precio y otros por que no andaba ninguna alma en el restoran. Tras caminar por los alrededores, encontramos un lugar,  la Pizzería del Secolo, algo así como la Pizzería del Siglo, la cual tenía gente -ese es el tip para definir si un lugar está bueno además del precio- y precios dignos. Así que nos quedamos a comer allí y la apuesta no nos salió para nada mal. Entre que había hambre y que las porciones de pizza estaban derechamente buenísimas, terminamos nuestro día junto con unas cervezas.

Roma sin turistas, 2017

Al día siguiente, nos levantamos temprano para tomar el desayuno en el hotel y así aprovechar la mañana antes de tener que ir al aeropuerto. Tal vez, este fue el desayuno de hotel  en Italia más miserable que hayamos tomado, 1 taza de café y 2 panes contados por el tipo que servía, el cual ponía cara de pocos amigos si alguien quería otro pan. Pero bueno, tampoco teníamos tanto tiempo para quedarnos en el desayuno, así que este fue el pretexto para salir a dar la última vuelta por Roma.

Caminamos tomando rumbo por la Vía Nazionale hasta llegar hasta la Piazza Venezia (ahí donde está el Palazzo Venezia, donde desde sus balcones Mussolini daba sus bravatas y hacía sus gestos, hoy imitados por Trump) y luego seguir por la vía del Corso, hasta arribar a la Piazza del Popolo, donde habíamos llegado el  día que habíamos llegado desde Guarulhos.

De ahí deambulamos un rato por sus alrededores, luego tomamos unas calles paralelas a la Vía del Corso. Por ese recorrido incluso nos topamos con un milagro de esos que sólo se pueden dar en Italia: el  poder caminar por una Roma sin turistas,así que anduvimos sin mucho apuro disfrutando de esta verdadera anormalidad espacio temporal que es ver las calles y vías de Roma sin hordas de turistas. Luego de ello, volvimos a la normalidad romana,  hasta por lo menos después del medio día, donde comimos algo por el camino (para variar Pizza)  y bueno, había que volver hacia el Hotel Corallo para buscar las cosas e ir hacia el Aeropuerto Fiumicino y comenzar a decir Chao Roma e Italia.

La duda que nos surgió al salir del hotel caminando hacia Termini era ¿nos íbamos a Fiumicino en el Leonardo Express o en autobús? Sacamos cuenta, teníamos tiempo, ya que estaba listo el check in de la línea aérea y salimos del hotel con tiempo y queríamos ahorrarnos algunos euros (autobús 5 a 6 euros, Leonardo Express 14 euros), así que nos decidimos y fuimos en autobús, pero estos no salían de la Vía Marsala (salvo una línea), sino de la que está al otro lado de la estación, la Vía Giovanni Giolliti.

Por suerte no tuvimos que esperar mucho para subir, ya que la fila para tomar el micro (bus/camión) era mucho menos caótica en relación de  la que se arma cuando se sale desde Fiumicino, tal vez, debe ser por que la gente no se desespera por salir de Roma (es mas, da un dejo de tristeza, pero ese es mi caso) pero si del aeropuerto.


Chao Roma
Salimos de la zona de la estación de  Termini y realmente fue una especie de tour por la ciudad por  menos de 6 euros, ya que recorrió por lugares que no habíamos andado como la Vía Cavour, apareciendo luego por detrás del Coliseo para luego parar en la estación Roma Ostiense. Luego de allí, el autobús cruza una zona de viviendas de clase media y sociales para luego tomar la autopista para el Aeropuerto.

Tras 50 minutos de viaje, llegamos a Fiumicino, a la terminal 2 exactamente, dejamos el equipaje  en el counter de Ryan Air. De ahí pasamos el control de seguridad, buscamos la sala de embarque, recorrimos el duty y  tras una espera razonable, ahí nos subimos al avión para dejar Roma e Italia y comenzar la segunda parte de esta tournee que tenía originalmente como primer punto  Barcelona, pero lo demás que sigue ya es otra historia.

Tips de Viaje

El Hotel Corallo (Vía Palestro 44) está bien por una noche a lo sumo dos, sobretodo si se encuentran ofertas en sitios como Despegar o Booking. Las fotos de la web oficial contrastan demasiado con lo que es el hotel. No es una pocilga pero tampoco lo que muestran. Tal vez, lo mejor del hotel es la vista desde la mini terraza donde sirven los desayunos.


Porción de  Pizza con Muzzarella en la Pizzería del Secolo
¿Donde comer por la zona de Termini? Tal vez, es la zona de Roma con más restoranes y trattorias por kilómetro cuadrado de toda la ciudad. Pero  muchos son restoranes manejados por chinos y muchas veces dista de lo que se espera en comida italiana. Pero nosotros encontramos una pizzería frecuentada por locales principalmente, la Pizzeria del Secolo (Vía Palestro esquina Vía Vicenza) que se puede resumir como: Buena, Bonita y Barata

Ojo con Ryan Air: Todo bien con la línea aérea, pero si no haces el check in previo al llegar al aeropuerto te pueden cobrar hasta 50 euros por ello. Lo mismo si compraste un boleto barato y no incluiste las maletas o el asiento, ahí está la ganancia de las líneas aéreas Low Cost.....compra mejor un boleto algo más caro que te incluya maletas y asiento

¿Como moverse desde y hacia Fiumicino? Te recomiendo que leas este posteo:  http://www.directoriodemicros.com/2017/03/como-viajar-de-fiumicino-al-centro-de-roma.html

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? Aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!