20 de febrero de 2018

De Villa Crespo a Tokio! En Nueva York: una vuelta por el Top of The Rock y el Rockefeller Center

 Nueva York: Empire State Building


Ya instalados en Nueva York, no nos íbamos a quedar quietos. Teníamos unas entradas para la noche en el mirador del Top of the Rock, así que prácticamente nos cambiamos de ropa y salimos. Nos encontramos con una ciudad que a pesar de tener bastante movimiento, los tiempos son muy diferentes a los que se manejan en Sudamérica. A las 19 horas acá pareciera que fueran las 22 o 23 horas (salvo en las zonas turísticas donde hay mayor movimiento).


Tampoco ayudaba que hicieran -1 o -2 bajo cero, pero eso sería la nada misma con lo que nos tocaría en los siguientes días.  Desde donde nos quedábamos, el Top of The Rock como el Rockefeller Center (El Top of The Rock es parte de dicho complejo) nos quedaba a unas 15 cuadras, así que decidimos caminar. Siempre he creído que las ciudades deben ser caminadas cuando sea posible y este era el caso.

Así que nos adentramos en una Nueva York que dejaba sus ropajes de Navidad para comenzar el año, pero eso no la hacía menos interesante. Hay que entender que los estadounidenses tienen una capacidad de transformar cualquier cosa en un show para vender y ganar dinero, tal como lo veríamos en nuestra estadía en la gran manzana, sea Navidad, el 4 de Julio, Halloween, cualquier cosa son capaces de venderla globalmente y ganar dinero. Sólo pensemos que la Navidad la celebramos en la veraniega Sudamérica (al menos en Chile, Argentina o Brasil) como si estuviéramos con 20 bajo cero....con eso digo todo, pero bueno, no era el momento de darle mucha vuelta.  Salimos desde el hotel que está en la 31 street, cruzamos la avenida Madison (esa icónica avenida donde se desarrolla buena parte de la trama de Mad Men) y tomamos por la 5ta Avenida (en pleno corazón del barrio coreano, Koreatown)  y en la esquina con la 34 street, nos topamos con el Empire State (lo visitaríamos al día siguiente).


Luces en el Rockefeller Center


Sin mucho andar, fácilmente llegamos hasta la entrada al Top of The Rock, pero antes de ingresar al mirador dimos una vuelta previa por los alrededores del Rockefeller Center dado que llegamos con bastante anticipación a la hora marcada en el voucher para ingresar. Cómo llegamos al fin de la temporada navideña, todavía estaban instalados en las paredes y patios del complejo las luces y los adornos de las fiestas, las cuales son un atractivo en si mismas. Demás está decir la cantidad de gente que estaba sacando fotos como posesos a las mismas, tal como puedes verlo en la foro que está debajo.

Fotos en el Rockefeller Center



Acá te das cuenta de una manera más que clara sobre la enorme capacidad que tienen los estadounidenses para convertir cualquier cosa, fiesta o celebración en un show redituable.  Era impresionante aunque también sorprendente ver a la multitud de turistas sacando sus celulares o cámaras para fotografiar los juegos de luces o los muñecos que adornaban los edificios que conforman el Rockefeller Center. Realmente me podría haber quedado mirando a la gente, pero había que seguirle ya que comenzaba a hacer un frío de la san puta.

Eso nos sugirió que entráramos al Rockefeller Center, una especie de abuelo de los malls (con su conjunto de tiendas elegantes y otras no tanto como el inefable Starbuks) que mantiene su estética de los años 30 y 40, lo cual le da un interesante toque retro y es el principal encanto del lugar. Pero como todo atractivo turístico de Nueva York, estaba atestado de gente, así que dimos una vuelta general para dirigirnos a la entrada principal del Top of The Rock.

Para ello volvimos a salir a la calle, para encontrarnos con una de las imágenes más icónicas del Rockefeller Center en la temporada invernal: su pista de patinaje. Por lo general cuando se ve en fotos o en la televisión pareciera que es enorme, pero cuando la vez en vivo....es bastante pequeña. Ojo, no deja de ser un lindo lugar fotografiable, filmable o instagrameable, pero en serio,  no es nada del otro mundo:


Pista de patinaje del Rockefeller Center


Tras salir de acá decidimos entrar de una vez al mirador del Top of The Rock. Antes de pasar, debes canjear el voucher (nosotros lo compramos online desde Argentina) donde te dan una entrada la cual debes presentar, luego de eso, pasas un control de seguridad como si estuvieras en un aeropuerto, lo cual es entendible tomando en cuenta los atentados ocurridos en NYC en el 2017 y antes. Pasando el control de seguridad, debes hacer una fila enorme, ya que  son cientos de personas que van y vienen durante todo el día hasta la medianoche. Pero con algo de paciencia -y de ver videos en las paredes de como se construyó el Rockefeller Center, todos en inglés, una alegoría al sueño americano- se llega a un ascensor, el cual sube los mas de 60 pisos bastante rápido (y el ascensor vale decir, pasa imágenes con toda la parafernalia que los estadounidenses sólo saben hacer). Llegamos al mirador, y sí, tiene buenas vistas de la ciudad....pero literalmente nos cagamos de frio cuando quisimos sacar fotos desde los miradores sin protección.

Agregar leyenda





Sin duda, es impresionante la vista que se puede tener de Nueva York desde el Top of The Rock. No nos ayudó ni el frío ni el viento ni la horda de gente que se te cruzaba por todos lados y hacía que tomaras las fotos totalmente apurado, pero bueno, nos teníamos que hacer la idea de que Nueva York es así: frenética y masiva.

Luego de dar varias vueltas por el mirador, comenzamos a salir, pero antes la salida te lleva directamente a la tienda oficial del Top of The Rock, donde ves chucherías a precios algo elevados, pero bueno, es la única tienda que tienes en el piso 70 y algo del Rockefeller Center.  Ya estaba terminando nuestra primera noche en NYC, así que tras comer algo a la salida, volvimos a nuestro hotel para descansar del largo día que comenzó en el aeropuerto santiaguino y que terminó con la visita al Top of The Rock, pero lo que sigue ya es otra historia.

Tips: Pese a que el voucher te indica hora y día, la entrada al Top of The Rock dura un año. Los precios parten desde los 28 hasta los 34 USD. Más info la puedes ver en el sitio oficial: https://www.topoftherocknyc.com/

En tu visita  al Top of The Rock hazte la idea de que está lleno de gente que quiere hacer lo mismo que vos/tu: sacarte fotos y tener la mejor vista o imagen. Ejemplo de esto lo puedes ver en este vídeo







No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!