17 de abril de 2018

De Villa Crespo a Tokio!!: El largo vuelo a Japón

Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX)

Al bajarnos del transfer que nos llevó desde el hotel, sabíamos que ya empezaba la parte importante del viaje. Estábamos por fin por comenzar nuestro vuelo a Tokio. Pero este viaje a Japón no iba a ser directo.
Primero teníamos que tomar un vuelo local hasta San Francisco y de ahí tomar otro vuelo hacia el aeropuerto de Haneda, en Tokio. En resumen,  salíamos a las 11 am desde3 Los Ángeles de un día domingo y llegábamos a Japón el día siguiente, es decir, el lunes  a las 19 horas (hora japonesa). Si  te pones a pensar, es una verdadura locura en el tiempo y espacio.


Esperando vuelo a San Francisco

Luego de hacer el check in automatizado en American Airlines, pasamos los controles de seguridad (los cuales son infinitamente más insufribles que en La Guardia) para llegar a la puerta de abordaje que nos correspondía....la cual era para ir a otro mini terminal  dentro del Aeropuerto que funciona para los vuelos de American Eagle (subsidiaria de American Airlines) al cual nos llevaron en autobús. Era más parecido a una terminal de Greyhound que a un sala de abordaje de un aeropuerto. Por suerte no tuvimos que esperar mucho para abordar. Es en estas esperas cuando te das cuenta del enorme uso del avión en Estados Unidos, el cual sería equivalente al que le dan al tren en Europa o Japón o el de los autobuses en Chile o Argentina. Al menos desde Los Ángeles deben de salir unos 20 o 30 vuelos al día a San Francisco, es ahí cuando te das cuenta tanto del tamaño gigante del país como del gasto excesivo de combustibles fósiles para su traslado (gasolina tanto para aviones como para vehículos). Olvídate de trenes y similares en Estados Unidos, el avión es el rey del transporte en este país.



Saliendo de  Los Ángeles


Pero no era el momento de pensar en la crisis energética global, ahora comenzaba nuestro viaje en serio. Nuestro viaje a San Francisco fue en un avión pequeño, de esos Embraer como los que usa Aerolíneas Argentinas, ideal para recorridos cortos. Al igual que en los vuelos desde Nueva York y Chicago, nos dieron gaseosas y unas galletas. Tras una hora y algo más, estábamos en San Francisco, un aeropuerto mucho más pequeño que Los Ángeles, pero sería el lugar de donde saldría nuestro vuelo a Tokio. Acá bajamos pero teníamos que cambiar de terminal (las maletas no las veríamos hasta Haneda), pero para ello teníamos que abordar una especie de monorriel que nos llevaría a la Terminal Internacional.


Vías del Monorriel del Aeropuerto de San Francisco


Tras viajar en el Monorriel, llegamos a la terminal internacional. Otra vez tuvimos que pasar los controles de seguridad -los cuales llegan a ser exasperantes por momentos- para buscar la puerta del vuelo que nos correspondía. Era el vuelo 1 de JAL (Japan Airlines) el cual salía a las 15:35 horas hacia Tokio.  Por suerte teníamos margen de maniobra, así que íbamos sin apuro, pero ya el avión que nos llevaría a Japón ya estaba instalado.


Vuelo 1 de JAL listo para despegar

Llegamos a la sala de embarque, tal vez, la sala de embarque más silenciosa en que hayamos estado. La mayoría del pasaje era japonés, los cuales estaban muy callados, casi ensimismados. Los únicos que hacían algo de ruido eran unos jóvenes estadounidenses felices de irse de viaje a Japón y nosotros que hablábamos en castellano. A la hora señalada, comenzó el embarque, muy ordenado, todo lo contrario de lo que puede verse en Ezeiza o Pudahuel.


Sala de embarque en San Francisco


Tras un embarque rápido y expedito, salió el vuelo 1 de JAL con destino a Haneda (Tokio). Con respecto al vuelo en sí, fue en general bastante tranquilo, con asientos cómodos, un catering más que decente y con un sistema de entretenimiento más que aceptable. A las dos horas de despegar, nos dieron la cena (o desayuno, tomando en cuenta que Tokio está a más de 15 horas de diferencia con San Francisco), el cual era ofrecido con carteles por parte de las azafatas.


Menú


Ahí pensamos "o estos no saben nada de inglés o todo en Japón es muy visual". Luego nos daríamos cuenta que ambas cosas eran bastante válidas en el día a día japonés, pero disfrutamos de la cena. Al menos estaba bien servida, en cantidades decentes, mucho más que las miserables porciones que ofrecen las líneas aéreas europeas), para ser una cena de clase económica no nos podíamos quejarnos.



Cena en el vuelo 1 de JAL, clase económica


Tras 11 o 12 horas de viaje sin mayores novedades y complicaciones, aterrizamos de noche (al día siguiente) en el Aeropuerto de Haneda. Habíamos llegado a Japón, pero lo que sigue ya es otro posteo.

Tips:

Vuelos entre Los Ángeles y Tokio, Japón se pueden conseguir desde unos 500 USD ida y vuelta. Vuelan American (código compartido con JAL), JAL, Delta y United. Pueden llegar tanto a Haneda como a Narita. Con conexión se puede llegar con Air China, Phillipines Airlines, China Eastern, Korean y otras. También desde San Francisco hay vuelos a Japón.

Para viajar a Japón no necesitan visa de turismo argentinos, chilenos, costarricenses, salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, mexicanos y uruguayos. Brasileños (incluso los que tengan pasaporte portugués excepto si este se obtuvo en Portugal), panameños, dominicanos, colombianos, venezolanos, ecuatorianos, bolivianos, paraguayos y peruanos deben solicitar visa de turismo.  Para transitar por Estados Unidos, necesario tener visa o la ESTA, en caso de ser chilenos o tener pasaporte español, italiano, portugués o cualquiera de la zona Schengen.

Los controles de los aeropuertos estadounidenses son bastante hincha pelotas por decir lo menos. Saca todo lo que tengas en los bolsillos incluso papeles.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!