11 abr. 2019

Estambul: Puente Gálata, viajar en el Tünel, Plaza Taksim y Torre Gálata







Sin darnos cuenta llegamos al Puente Gálata.
Tras salir del Bazar Egipcio, nos encontramos con el Bosforo de sopeton sin mayores presentaciones. Teníamos enfrente los muelles de los paseos en barco, los ferrys de pasajeros que cruzan el Bosforo y el Mar de Marmara con miles de pasajeros todos los días y el puente Gálata que conecta la parte vieja de la ciudad (Sultanahmet y Gran Bazar) con la parte moderna (Taksim).



Torre de Gálata desde el otro lado del puente, Estambul





Sin dudarlo cruzamos el puente Gálata, un puente de finales de la era otomana donde hoy hay restoranes y pasa el tranvía, además de personas y vehículos que lo cruzan, además de un ejercito de pescadores que lanzan sus anzuelos con tal de llevar pescado fresco a sus mesas. Al caminar sobre el te puedes dar cuenta de la diversidad de personas que recorren diariamente las calles de Estambul: mujeres occidentalizadas conviven sin problemas con mujeres con hiyab combinadas con zapatillas de marca y una que otra con burka (pero no es lo más común), los hombres turcos generalmente usan colores oscuros y turistas tanto occidentales como de los países islámicos (indonesios, malayos, iraníes y del Golfo Pérsico)



Entrada al puente Galata desde Taksim


Tras cruzar el puente, teníamos dos opciones: subíamos la empinada cuesta hasta llegar a Taksim o hacíamos lo que muchos turcos hacen cotidianamente, es decir, tomar la micro línea de metro mejor dicho funicular subterráneo (en turco Tünel) construido bajo el cerro y te deja a las puertas del boulevard (y del tranvía histórico) que llegan hasta la Plaza Taksim y de viceversa a pasos del puente Gálata. Este se encuentra a pocos pasos del puente Gálata, siendo otra obra pública heredada de la época otomana (fue inaugurado a fines del siglo XIX).



Estación del Tünel, Estambul 




Por unos 5 liras por trayecto y en menos de 5 minutos de viaje por un camino algo empinado sales del Tünel y vuelves a la superficie, llegando a las cercanías de la Torre Gálata, una zona de cafés y tiendas, estando a pasos del tranvía nostálgico que te deja en la plaza Taksim.



Esperando que llegue el Tünel




Nosotros decidimos caminar, ya que no nos apuraba nadie. Acá nos encontramos con una Estambul diferente que en Fatih (Sultanahmet y Gran Bazar). Una ciudad occidentalizada al estilo europeo del siglo XIX, con un toque bastante Belle Epoque demostrando que esa obsesión turca de parecer Occidente no es sólo desde la época de Atatürk en adelante, sino que viene desde las postrimerías del Imperio Otomano. Es por la calle Istiklal  (Istiklal Cadessi en Turco) que circula el tranvía nostálgico


Tranvía nostálgico, Estambul




Por la larga peatonal (más tranvía)  de 16 cuadras que es la calle Istiklal, podrás encontrar toda clase de tiendas de fast fashion como Decathlon, Zara, Mango, H&M y otras, las cuales están llenas de turistas buscando buenos precios además de casas de cambio donde podrás cambiar dinero. También podrás encontrar toda clase de cafeterías y restoranes donde por unas 20 liras en adelante puedes comer con gaseosa incluida.



Plaza Taksim, Estambul



Tras caminar un rato llegamos a la Plaza Taksim, la cual con la infaltable estatua de Ataturk (en este caso con sus compañeros de ruta) es el centro de la ciudad moderna, tanto comercial como simbólico ya que es conocido por ser centro de protestas y manifestaciones cada cierto tiempo. Por eso no extrañes ver policía por sus alrededores. Es también punto de encuentro y parada de los autobuses que vienen desde los aeropuertos de la ciudad. Pero tras un rato dando vueltas por la Plaza Taksim, decidimos comenzar el largo camino de vuelta hacia Sultanahmet. Bajamos por las 16 cuadras de la calle Istiklal hasta llegar al barrio de Gálata, el cual es un barrio con bares, cafés, hostels para mochileros y tiendas de música, el cual le dan un toque alternativo a la zona.


Gálata, Estambul




Casi sin darnos cuenta llegamos a la Torre de Gálata, un vestigio de la época bizantina la cual hoy es uno de los atractivos turísticos de esta parte de Estambul. Había que hacer fila para subir, pero decidimos no ya que andábamos algo cansados de todo el recorrido, pero no se puede negar que es un lugar que hay que conocer aunque sea por fuera si andas por esta parte de la ciudad.



Torre Gálata, Estambul



Cruzamos el puente Gálata de vuelta, bordeamos el Bazar Egipcio y el Gran Bazar y tras caminar un rato, terminamos nuestra jornada tomando un café turco (el cual es realmente fuerte) por no más de 1 lira en un café a pasos de la estación Çemberlitaş terminando así la larga jornada que había partido en el Gran Bazar y que nos llevó hasta la Plaza Taksim.


Café en Çemberlitaş



Tips de viaje:

El Tünel y el tranvía nostálgico cuestan lo mismo que el tranvía que pasa por Sultanahmet o el metro,  unas 5 liras turcas. Algo menos si tienes la Istambulkart. Mas info en el sitio oficial: https://tunel.iett.istanbul/

Hay casas de cambio por toda la calle Istiklal. El cambio por lejos sigue siendo mejor por el Gran Bazar pero si te quedas por los alrededores de la Plaza Taksim, es una buena opción.

Por los alrededores del Puente Galata salen tanto ferries como los tours por el Bósforo. No te preocupes, salen todo el día y a precios accesibles.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de comentar en este espacio y decir lo que piensas.

¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!

La política de comentarios que se maneja en Directorio de Micros la puedes consultar acá: https://www.directoriodemicros.com/p/politica-de-privacidad.html