2 may. 2019

Estambul: Navegando por el Cuerno de Oro y el Bósforo


Saliendo del muelle Eminönü, Estambul

Ahora tocaba andar por el Cuerno de Oro y el Bósforo. Cualquier visita que hagas por Estambul no queda completa si no navegas por las aguas del Cuerno de Oro y el  estrecho del Bósforo que dividen la ciudad de Estambul en 2 continentes: Europa y Asia.

Para ello decidimos tomar uno de los tantos barcos que hacen el paseo turístico desde el muelle Eminönü ( que es el muelle de la compañía Turyol) que se encuentra a  muy pocos pasos del Puente Gálata.

Costanera en el Cuerno de Oro, Estambul


Sin pensarla mucho, nos subimos al primer barco que vimos. Reconozco que nos tentó el precio, unas 20 Liras por persona por algo más de hora y media de recorrido y sin más, pagamos en una de las tantas boleterías/taquillas que hay en la zona. Subimos unos 15 o 20 minutos antes de zarpar, así que nos dio tiempo de buscar donde acomodarnos. La mayoría del pasaje eran turistas de la zona (azeríes, iraníes y otros árabes), algunos europeos y nosotros, quienes se desparramaron con toda la calma del mundo a lo largo del barquito, los cuales son algo así como una versión grande de los que circulan  por el Tigre en Buenos Aires.






La calma se interrumpe cuando comienza a moverse el barquito, saliendo sin mucha mayor prisa del muelle Eminönü. Nosotros pensábamos que el paseo iba a durar a lo sumo unos 20 minutos, pero no, esta vuelta duró al menos 1 hora y 20 minutos, lo cual está bien para el precio. Pese a que el día mucho no acompañaba, se puede ver una gran vista de Estambul tanto de sus orillas europeas como asiáticas.

¿Quieres ver como anda el barquito por el Cuerno de Oro? Lo puedes ver acá en este vídeo

Sin darnos cuenta, estábamos llegando literalmente al Cuerno de Oro, el límite geográfico de Europa para enfilar al Bósforo entre medio de los dos continentes, aunque más cercano al lado europeo de la Ciudad.

Literalmente allí termina Europa



Al doblar el lanchon/barquito hacia el Bósforo en dirección al Mar Negro, se ve el lado moderno (y europeo de la ciudad) donde se ve el progreso económico de los últimos años reflejado en las torres de altura y hoteles, siendo otra postal de esa histórica obsesión turca de parecer modernos. Esa contradicción tal vez aflora a la vista cuando ves la ciudad desde este lanchón, donde las enormes mezquitas (algunas construidas en el  actual reboot islamista de Erdogan) compiten en altura con los rascacielos que están más allá de la Plaza Taksim.




Seguimos navegando y en el recorrido nos encontramos con uno de los puentes de altura  del tipo Golden Gate que unen terrestremente la Turquía europea de la asiática: el puente del Bósforo (en turco Boğaziçi Köprüsü) el cual a simple vista es imponente y sin duda no deja de llamar la atención a quienes lo observan, incluso a quienes estábamos en el barquito.

Puente del Bósforo desde el lado europeo, Estambul


Tras cruzar el Puente, el barquito nos lleva en dirección hacia el lado asiático de la ciudad, el cual a simple vista no tiene mayores diferencias que con la zona europea de Estambul. Pero no deja de llamar la atención de que tienes al enorme continente asiático en tus ojos sobretodo a sabiendas de en nuestro caso que después de acá íbamos hacia India. En otras palabras esto era un mero avance de lo que vendría en nuestro viaje.

Lado asiático de Estambul


Tras este primer acercamiento a esta parte de Asia (antes estuvimos en Japón), el barquito comenzaba su lento retorno hacia el muelle Emimönü, nuestro original punto de partida sin antes pasando  por la llamada torre de la Doncella (en turco: Kis Kulezi), una especie de torre entre Europa y Asia y así comenzaba a terminar nuestro paseo por el Bósforo con una agradable sensación de ver a lo lejos una ciudad como pocas: Estambul. Pero aún nos quedaban hacer cosas en la ciudad pero eso ya es otra historia.

Torre de la Doncella (Kis Kulezi) teniendo al lado asiático de fondo


Tips de viaje: los tours que se venden en hoteles o agencias por Sultanahmet y Taksim te ofrecen lo mismo pero son mucho más caros y a veces en euros, aunque algunos tienen el agregado de tener cena y bailes, pero eso ya es otro producto. Cotiza siempre antes de comprar. Ver horarios y precios en Turyol (ademas de barcos turísticos ofrece ferries al lado asiático o vicerverse desde 7 liras). 

Dentro del barco venden te, café, cervezas y sandwichs a precios aceptables. Una taza pequeña de te parte desde menos de 2 liras (0,33 USD).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de escribir opiniones, dudas e inquietudes

¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!

La política de comentarios que se maneja en Directorio de Micros la puedes consultar acá:

https://www.directoriodemicros.com/p/politica-de-privacidad.html