25 jul. 2019

Un accidentado viaje a Jaipur

Amaneciendo en Delhi






A veces los viajes no salen como los pensamos y este ha sido el mejor ejemplo.
Tras volver de Agra, descansamos ya que teníamos un vuelo a Jaipur a la mañana siguiente ¿porque volar? simple, ya que cuando lo compramos hacía algunos meses no salió muy barato y tenía un buen horario, así que no nos quejamos en su momento. Tras tomar desayuno en el hotel, tomamos nuevamente el metro que se dirige hacia el aeropuerto. Llegamos al Aeropuerto Indira Gandhi, hicimos el check in en la línea aérea (en la fenecida Jet Airways), pasamos los controles de seguridad y cuando íbamos a la puerta para embarcar, escuchamos nuestro nombre por los parlantes del aeropuerto, solicitando que habláramos con representantes de la línea aérea en la puerta de embarque. Al llegar a la puerta, nos avisan que un equipaje nuestro iba a quedar retenido "por motivos de seguridad" ya que encontraron los scanners un cargador externo, los cuales según ellos "son ilegales en India" pero esta sería enviada en el siguiente vuelo a Jaipur por parte de la compañía. Nosotros quedamos atónitos porque esto nunca nos pasó, habíamos viajado y pasado controles de seguridad en Estados Unidos, Japón y Europa y nunca pasó que nos retuvieran un equipaje por llevar un cargador externo de litio. Molestos con la situación, nos subimos al avión, cuyo viaje fue rápido y sin mayores problemas, aterrizando en menos de 1 hora en el aeropuerto de Jaipur. Bajamos del avión para tratar de averiguar con los de la compañía aérea cuando llegaría el equipaje retenido. Tras darnos muchas vueltas, nos responden que al día siguiente tendríamos que buscarla en el aeropuerto después de las 15 horas.


cercanías de la estación de tren, Jaipur




Ya con esa explicación nos fuimos algo más tranquilos. Pero había que salir del aeropuerto ¿como le hacemos? Tomamos un tuk tuk que nos cobró menos de 300 rupias por los 2 hasta la estación de trenes, puesto que nuestro hotel donde pasaríamos la noche estaba a unas pocas cuadras de allí. El viaje hasta la estación duró cerca de una media hora, entrando a una ciudad que en su parte moderna me recordaba a flashazos a Tacna por el clima semi desértico, pero a los dos minutos ese flashazo se terminó al entrar a una ciudad llena de vehículos y caótica como todas en India.



Estación de trenes de Jaipur




Nos bajamos en la estación de trenes y buscando el mapa que teníamos en la guía de viajes y armandonos de paciencia ya que Jaipur como en  buena parte de India, las calles no tienen nombre  pudimos encontrar el hotel en que nos quedamos: Vinayak Guest House (N°4 Kabir Marg). Todo bien con el alojamiento: la habitación era amplia, el lugar limpio, seguro, con buena comida (cosa que comprobaríamos a la noche), pero.....no tenía papel higiénico, mejor dicho, el que te dan era muy escaso. Sabíamos que culturalmente el uso del papel higiénico no está difundido en India, pero pensabámos que en los hoteles donde llegan extranjeros como el Vinayak tendrían algo más que un rollo de 3 metros....y más encima, el cambio de comida comenzaba a hacer estragos, así que buscamos donde ir a comprar.


Vista detrás del Vinayak Guest House, Jaipur



Al no ser un articulo de uso común, tendríamos que ir por el papel higiénico a un supermercado o a alguna tienda similar. Así que salimos a la calle a buscar un tuk tuk para que nos llevara a un supermercado, así que nos llevó dando vueltas por los alrededores hasta que llegamos a un minimarket pequeño pero muy bien provisto de mercadería, así que compramos todo lo que necesitamos (agua potable, papel higiénico, shampoo, galletas y otros) y volvimos al hotel en el mototaxi (50 Rs ida y vuelta).

Un lujo indio: papel higiénico



El chófer del tuk tuk nos quiso hacer la clásica que hacen muchos en India "conozco un primo que tiene una tienda...." pero nosotros queríamos volver al hotel ya que estábamos algo cansados. Tras descansar, fuimos a comer a la terraza del hotel cuya cena estaba más que bien: aloo gobi (curry seco de papas y coliflor) y una sopa, junto con pan chapati, así terminó nuestro primer día en Jaipur y lo que sigue ya es otra historia.



Aloo Gobi reparador



Tips de viaje:

La seguridad en los vuelos en India es jodida, por la amenaza islamista los controles de seguridad son mucho más estrictos que en otros lugares del mundo. Por ello, evita llevar elementos como cargadores de litio, desorodantes spray y similares en el equipaje en bodega.

Viajar de Delhi a Jaipur en avión demora menos de 1 hora, frente a las 5 o 6 horas que demora el tren y las 7 u 8 que puede demorar un autobús de de primera clase (claro, para los cánones indios).

El aeropuerto de Jaipur está a 13 kilómetros del centro. Hay taxis y los tuk tuks están a la salida del mismo que cobran mucho más barato que los taxis del aeropuerto. Si son más de uno, confirmar el precio por todos los pasajeros. Más info del aeropuerto la puedes ver acá en el sitio oficial: https://www.aai.aero/en/airports/jaipur Con los taxistas y los tuk tuk hay que preguntar bien la tarifa, si es ida y/o vuelta y si incluye a todos los pasajeros. Recuerda que si te pueden sacar 1 rupia más lo van a hacer sin dudar, dado que te ven como si fueras millonario, pero en países como India donde muchos ganas el equivalente a  3 dólares diarios, unas 100 o 200  rupias adicionales que le puedas sacar al turista -unos 1,5  a 3 dólares- es bastante dinero adicional que le puede hacer el día.

Papel higiénico: culturalmente los indios no lo usan, es cosa de occidentales. Por ello es recomendable que andes con algún rollo a mano. Un display de 6 rollos en un supermercado puede costar 140 rupias (2 dolares) lo cual es una salvajada de dinero en India.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de comentar en este espacio y decir lo que piensas.

¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!

La política de comentarios que se maneja en Directorio de Micros la puedes consultar acá: https://www.directoriodemicros.com/p/politica-de-privacidad.html