24 may 2022

Tilcara: Una vuelta por la Garganta del Diablo




Ya no nos quedaba tanto tiempo en Tilcara. Teníamos que aprovecharlo. Por eso decidimos ir a la Garganta del Diablo.


¿Qué es la Garganta del Diablo? es un sendero hacia los cerros que están hacia el sur de Tilcara de no más de 4 a 5 kms (en el sendero para caminar) o cerca de 7 a 8 km si se va por el camino para los vehículos, que te lleva a una profunda quebrada, la cual culmina en una pequeña cascada. 

Pero desde la entrada se baja a una profunda quebrada y desde ahí se camina hasta la cascada que sería el punto final del recorrido


Rutas a la Garganta del Diablo desde Tilcara (fuente: Google Maps/DDM)


¿Cómo fue nuestro recorrido? Partimos desde el hotel, caminamos unas cuadras pero a la altura del viejo puente ferroviario que comunica Tilcara con el Pucará, decidimos tomar un taxi. 

Seamos sinceros, andábamos algo cansados para andar subiendo cerros, el sol pegaba fuerte (y eso que salimos temprano) pero eso sí, nuestro derroche tenía límites, ya quy íbamos a bajar de vuelta a Tilcara caminando, vagos pero ratas a la vez, jajaja.


Tilcara desde el camino a la Quebrada del Diablo


Pese a que son cerca de 7 a 8 kms, el viaje en taxi no es rápido, dado que el camino es de tierra y no necesariamente en buen estado. 

Desde donde lo tomamos hasta la entrada serán unos 15 a 17 minutos, con un valor de unos 1000 ARS (5 dólares o 4000 CLP).


Subiendo en taxi a la Garganta del Diablo


Llegamos a la entrada de la Garganta del Diablo. Pero no es cosa de llegar y entrar. 

Al igual que en el Horconal, el acceso está controlado y administrado por una comunidad originaria, la cual para entrar a la Quebrada cobra una entrada.  Se paga la entrada (no vale más de 200 ARS) y se accede a una larga escalera, algo complicada para los que tienen algo de vértigo.


Entrada a la Garganta del Diablo, Tilcara


Acá nos demoramos un ratro para bajar, ya que como decíamos recién, hay que tener algo de cuidado, dado que el sendero para poder llegar a la entrada de la quebrada que nos lleva a la Garganta del Diablo no se encuentra en muy buen estado. 


Vista de la Garganta del Diablo desde el camino de acceso


Al terminar de bajar, llegamos a un estero, el cual había que seguir para poder llegar a la dichosa Garganta. Cláramente no éramos los únicos, ya que es uno de los principales atractivos para hacer si te encuentras en Tilcara.

Al igual que en la bajada, hay que tener cuidado al recorrerlo, ya que es un camino pedregoso y algunas pueden estar sueltas. Por ello hay que estar atento durante el camino.


Caminando hacia la Garganta del Diablo


Tras cerca de media hora de camino, ya estábamos en el corazón de la Garganta del Diablo. Al llegar, pensé para mi mismo (y eso que soy un quejumbroso consumado) "esta una cascada que no sé si honestamente valía el esfuerzo de venir". 


Cascada de la Garganta del Diablo ideal



Pero este pensamiento propio de un de vago urbano se me quita, al ver que pese a todo, también está muy bueno moverse un poco, probarse a si mismo y dejar por un rato la vida sedentaria de la gran ciudad y mandar al carajo un rato la conectividad. 


Cascada en la Garganta del Diablo real


Lugares como este, cumplen con la función de descuidadanizarte, de hacerte sentir algo de riesgo y aventura.  El hecho de saltar por las piedras y casi caerme, me recordo cuando era niño (si, en el siglo XX lo fuí) y saltaba entre los esteros o en las playas de Chile central. Lo mismo, pero con muchos mas peso y años. 


Persona saltando sobre las piedras


Caminamos de vuelta hasta llegar al sendero que nos lleva a la entrada de la Garganta del Diablo. Acá paramos un rato y comenzamos el largo camino de vuelta. Unos 4 a 5 kms, donde el sendero no es mas que unas piedras algo traicioneras, por mucho que sea un camino de bajada,  hay que estar siempre atento.


Sendero de vuelta hacia Tilcara (arriba está el camino de los autos)


Luego de algo más de una hora, empezamos a ver casas. Claramente ya estábamos llegando al casco urbano de Tilcara, lo cual significaba que terminábamos el sendero que partío desde la entrada a la Garganta del Diablo y en algún otro sentido, comenzábamos a despedirnos de Tilcara.


Volviendo a Tilcara



Tips:

Si piensas ir por tu cuenta a la Garganta del Diablo en temporada de verano, Carnaval o Semana Santa, idealmente sube en la mañana, antes de que el sol pegue con fuerza.

Lleva efectivo para pagar la entrada en el acceso a la Garganta del Diablo. Olvidate de Mercado Pago, QR y similares.

Cuidado al bajar y subir el acceso a la Garganta, al igual que cuando vayas hacia la cascada.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de escribir tus opiniones, dudas e inquietudes

¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!

La política de comentarios que se maneja en Directorio de Micros la puedes consultar acá:

https://www.directoriodemicros.com/p/politica-de-privacidad.html