29 nov 2021

Viajar desde Argentina al exterior: una carrera de obstáculos

Aeroparque, Noviembre de 2021



Viajar al exterior desde Argentina es cada vez más parecido a una carrera de obstáculos que a cualquier otra cosa.


La prohibición de venta de pasajes al extranjero en cuotas con o sin interés, es el corolario final de una serie de restricciones de hecho que se han producido en Argentina desde hace algunos años a la fecha. Recuerdo cuando recién arribé a  Argentina y cuestionaba la retención del 20% para la compra de dólares como algo inaudito, pero lo que sucede hoy en día supera cualquier cosa.

Vamos recapitulando cuales han sido las medidas desde 2019 hasta la fecha:

👉Octubre de 2019: cepo cambiario, con restricción de 200 dólares a la venta por persona

👉Diciembre de 2019: Impuesto PAIS de 30% para compras en el exterior y para compras de divisas (100 USD en efectivo  al mes y 200 USD en Homebanking no acumulables ni sumables). Las compras con tarjeta en el extranjero se computan dentro de los 200 USD por persona

👉Septiembre de 2020: Además del Impuesto PAIS, el gobierno de Alberto Fernández  agrega un 35% de retención de ganancias a la compra de divisas y a las compras en el exterior, gravando un 65% la venta de divisas, además de poner restricciones a millones a comprar divisas, ya sea por recibir ayudas sociales como el IFE o repactar tarjetas de crédito durante la pandemia del coronavirus.

👉Noviembre de 2021: Sincerando la falta de dólares en Argentina, el Banco Central coloca un nuevo cepo de hecho, al impedir de un día para otro la venta de pasajes al exterior, alojamientos y servicios en el extranjero en cuotas sin interés, cerrando de facto la salida de argentinos al exterior, reduciendo a una ínfima minoría el poder viajar al exterior desde Argentina

En un país como Argentina, donde históricamente se financió la venta de pasajes, esto significa un nuevo balde de agua fría a líneas aéreas (salvo Aerolíneas Argentinas que recibe generosos subsidios) y agentes de viaje físicas o virtuales, quienes a duras penas han sobrevivido a los efectos del coronavirus y sus consiguientes cuarentenas ¿ Y ahora qué?

Es complicado entender lo que pasa en Argentina desde el exterior (ahora temporalmente estoy en Chile) y hay que explicar las particularidades cambiarias del país, las cuales parecen inconcebibles e inimaginables, más propias de economías arrasadas o de planificación centralizada que de sociedades con cierto grado de competencia (aunque sea limitada) en su estructura económica.

Al parecer lo que se piensa en el gobierno y en el Banco Central de la República Argentina es la siguiente ecuación:

Incentivo Turistas del Extranjero para que traigan dólares PERO no dejo salir fácilmente del país a gastar dólares a una egoísta y consumista clase media (según la óptica del actual gobierno)

Claro, no pueden prohibir salir del país (ya habían prohibido de facto entrar a Argentina durante los momentos más duros de la pandemia) por ello, se ha generado una especie de carrera de obstáculos para evitar la salida al exterior de personas y divisas. Pero lo que no entienden los del gobierno es que NO todos los viajes son por turismo. Muchos salen del país por motivos profesionales, familiares (como es mi caso ahora), médicos o laborales, los cuales con esta medida se coloca cuesta arriba el salir del país. Ya era caro salir del país por la sarta de impuestos colocados a los pasajes aéreos (hay uno por servicios migratorios!!!) además del Impuesto País y el 35% de adelanto de ganancias y ahora se coloca cuesta arriba con este virtual cepo al viaje.

Otra cosa que no entienden es que para que pueda funcionar una aerolínea, incluso la deficitaria Aerolíneas Argentinas, es que no basta llenar el avión desde el exterior hacia Ezeiza,  Aeroparque, Mendoza o Córdoba, sino que este debe volver desde estos lugares con al menos un 80% del pasaje para que sea rentable.

¿Qué consecuencias puede traer?

Además del encarecimiento de los pasajes al exterior a  niveles obscenos,  se reducirán las frecuencias de líneas aéreas dado que se achicará el volumen de viajeros, claramente limitando la posibilidad de viajar al extranjero a precios razonables, incluso a países vecinos.  Otro efecto, es el hecho que los principales destinos nacionales se encarezcan, dado que tendrán un público cautivo con pocas opciones de salir, con hoteles y precios de pasajes aéreos y terrestres bastante inflados, aunque con el Previaje como incentivo, puede ser paliativo.

¿Qué podemos concluir de esto?

Tal vez habría sido mejor sincerar el tipo de cambio y dejar flotar la moneda, Es claro que el dólar en la Argentina no vale 106,75 ARS, sino que desde un 100% más en los cambios informales o de criptomonedas. Es cierto que el dólar tarjeta aun es más barato, pero ¿por cuánto tiempo más?  ¿El siguiente paso será prohibir pagar con pesos las compras con tarjetas en el exterior? Tal vez, estemos a puerta de un verano caliente en lo financiero en Argentina, pero eso escapa a los objetivos y los temas de este blog. Pero con las medidas tomadas, sólo confirman una cosa, viajar desde Argentina al exterior es claramente una carrera de obstáculos, cada vez más pesada y difícil.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Aprovecha de escribir tus opiniones, dudas e inquietudes

¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!

La política de comentarios que se maneja en Directorio de Micros la puedes consultar acá:

https://www.directoriodemicros.com/p/politica-de-privacidad.html