25 de septiembre de 2014

Viajar al exterior en avión desde Argentina: los 32 datos que se deben entregar al gobierno

En los 32 datos, se incluye la cantidad de equipaje
Como muchos, quien escribe en este blog se ha desayunado con la sorpresa públicado en el Boletín Oficial de que a partir de una fecha próxima, se deberá reportar por parte de las líneas aéreas que operan en el país como también particulares que piloteen y viajen en sus aviones, a una serie de organismos del estado argentino como la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Dirección Nacional de Migraciones, la Administración Nacional de Aviación Civil y  la Policía de Seguridad Aeroportuaria, con el fin de unificar sus bases de datos y tener un control de los que viajan, que gastan, como compran el pasaje, en fin, una serie de medidas que queramos o no, genera suspicacias en muchos, dado (y acá no hay que ser ciego para no darse cuenta) de la cada vez más delicada situación financiera de la Argentina.  Más allá de las intenciones de tener una base de datos única, sin duda genera suspicacias, dado que desde la implantación del cepo cambiario en el 2011, las resoluciones de la AFIP con recargos para la compra de pasajes y uso de la tarjeta de crédito en el exterior que partió con un 15% en el 2012, subió a un 20% en el 2013 hasta llegar al excesivo 35% actualmente vigente, cada vez se colocan más cortapisas para salir fuera del país. Pese a que los pasajes aún se pueden pagar en pesos al cambio oficial (8,41 ARS frente a los 15,8 del dólar blue, septiembre de 2014), muchos (y quien escribe) sienten que cada vez se ponen más trabas para ejercer la libertad de viajar, dado que las autoridades creen que al colocar trabas y hacer controles euhastivos, podrán parar el drenaje de divisas que hoy afecta a la Argentina.

Los 32 datos que deberán entregar los operadores aéreos y turísticos al gobierno son los siguientes:

1) Código identificativo de la compañía que envía los datos.

2) Número de vuelo.

3) Fecha y hora previstas de salida y de llegada del vuelo.

4) Origen y destino del vuelo.

5) Número total de personas transportadas en ese vuelo.

6) Tipo y número de documento con el que cada sujeto transportado se identifica durante el vuelo.

7) Nacionalidad de cada sujeto transportado correspondiente al documento de viaje presentado.

8) Nombre y apellido completo de cada sujeto transportado, de acuerdo al documento de identificación presentado.

9) Fecha de nacimiento que aparece en el documento de identificación presentado por cada sujeto transportado.

10) Localizador del expediente del pasajero.

11) Fecha de reserva.

12) Itinerario completo del viaje.

13) Nombre y apellido informado de cada sujeto transportado en el PNR.

14) Información sobre modalidades de pago.

15) Dirección de facturación.

16) Orden de facturación.

17) Teléfonos de contacto.

18) Información sobre programas de fidelización (referida únicamente a millas recorridas y dirección o direcciones).

19) Agencia de viajes.

20) Agente de viajes.

21) Información sobre PNR escindido/dividido.

22) Información sobre la emisión de billetes.

23) Número del billete.

24) Fecha de emisión del billete.

25) Historial de incomparecencia del pasajero.

26) Pasajero de último momento sin reserva.

27) Información sobre listas de espera.

28) Números de etiqueta del equipaje.

29) Número de asiento.

30) Información sobre el asiento.

31) Cantidad de equipaje.

32) Toda otra información recopilada por el sistema de información anticipada sobre pasajeros ("Advance Passenger Information System" APIS).



Si creen que la fuga de divisas va por el tipo que hace reventar la tarjeta de crédito para ir 2 semanas a Brasil, Miami, Nueva York o Europa, la cosa no va por ahí, ya que a lo sumo, el porcentaje de dinero que debe entregar el Banco Central a los operadores turísticos y a las líneas aéreas no debe de ser una cantidad que genere un descalabro en las cuentas fiscales. Para evitar la fuga de divisas hay que pensar en otra clase de medidas económicas,  dar certidumbre, levantar el cepo y eliminar las normas como estas que sólo generan incertidumbre y desconfianza del tipo que sólo quiere estar unas dos semanas fuera y que no quiere vacacionar en el país. Si quieren también lograr incentivar el turismo interno, creo que no es la mejor medida, ya para eso, no son necesarias estas medidas más propias de un país en guerra que de una sociedad democrática. Se debe incentivar con una oferta atractiva, no sólo en paisajes sino que en precios y calidad del servicio...si sale lo mismo ir a Mar del Plata o a la costa que ir a Florianopolis o Viña del Mar (en caso del mendocino o sanjuanino), el tipo te va a ir a Florianopolis o Viña del Mar sin pensarlo. O sea, que el "viajá por tu país" no sea la alternativa por default por que cada vez te colocan más trabas para salir al exterior,  sino que pueda pelear con serla ofreciendo precios que valgan la pena y no precios que hagan pensar al potencial turista irse al exterior.

La resolución oficial la puedes leer en este link

¿Amigo Lector que piensa de todo esto? Sería bueno leer sus comentarios!!!

1 comentario:

  1. los dolares se van a través de la bolsa, comprar acá acciones que cotizan en nueva york. así se van millones por día, en viajes apenas unos miles por mes y lo peor, vos o yo no podremos comprar acciones en la bolsa, éso es para unos pocos que mueven grandes sumas. Eso nunca lo van a sacar porque sinó cómo se llevarán la plata?

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión sobre lo que lees? Aprovecha de comentar acá y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!