10 de marzo de 2015

Cruz del Norte: ¡¡¡Una empresa en la que NO debes viajar!!!


No viajes en  Cruz del Norte!!!
Cruz del Norte es sin duda, una de las peores empresas de transporte de Chile ¿Por que hacemos esta aseveración tan tajante? Simplemente por haber padecido su "servicio". Todo comenzó hace unos días atrás, el lunes 2 de Marzo de 2015, cuando llegamos a Arica desde Tacna y no encontrábamos pasaje de bus (micro) para Santiago. No tenía lugar Pullman Bus ni la inefable Tur Bus ni ninguna de las empresas iquiqueñas (Ramos Cholele, Evans, San Andres) ni Expreso Norte. Pero vimos que una empresa, Buses Cruz del Norte tenía una salida a Santiago y tenía asientos (butacas) disponibles, así que inocentemente compramos los pasajes a Santiago a las 19 horas, eso sí, nada económicos (45,000 CLP por persona, unos 900 ARS o 72 USD, marzo de 2015) y en teoría con cena, desayuno y almuerzo...una maravilla pensamos y nos fuimos al centro de Arica a pasar el tiempo muerto (unas 6 horas).

Llegó la hora de la salida, todo bien en teoría, pero había algunos detalles que me llamaron la atención, el bus (micro) no tenía los colores de la empresa ni el logotipo de Cruz del Norte y los boletos (pasajes) eran remarcados, tachándose el nombre de la empresa anterior no tenía los colores ni señas de Cruz del Norte, pero no le dimos mayor atención dado que nos queríamos ir pronto a Santiago. Salía el bus patente (chapa/matrícula) WX-50-70 lleno, mayoritariamente con inmigrantes y algunos chilenos que volvían de sus vacaciones y un español cuya única preocupación era "a que hora dan la cena". Pero a los pocos minutos de salir del Rodoviario de Arica, el bus comenzó a tener problemas, el aire acondicionado no andaba, la calefacción estaba a lo bestia (mi mujer estaba sentada al lado de la ventana y literalmente se estaba asando con la calefacción) y más encima,los que viajábamos en el primer piso (era un bus de dos pisos) estaba pasado a bencina (nafta/gasolina) quemada, lo que hacía que el viaje a los 20 kilómetros se convirtiera en un suplicio....si así eran unos pocos kilómetros, no quería ni pensar como serían los 2000 kilómetros restantes. Salimos de Arica, subimos unas cuestas a una velocidad mínima, 20 kms por hora, lo cual se hacía eterno e insorportable. Nos quejamos más de una vez al auxiliar (asistente) pero decía que era un problema menor que lo arreglarían en Cuya....pero pasaba el tiempo y nada, así estuvimos 2 horas y media hasta llegar a Cuya, el control aduanero/migratorio/policial que se encuentra en el límite sur de la Región Arica-Parinacota.

Con mi mujer decidimos bajarnos y devolvernos a Arica, ya que el viaje era insoportable. Muchos se quejaban de que no podían respirar en el bus.....y el español que iba delante de nosotros..."a que hora dan la cena"......Se sube un Carabinero (policía uniformado) y lo primero que nota es el insoportable olor que emanaba del bus. Aprovechamos de denunciar las condiciones del viaje y el chofer trató de impedir de que habláramos, pero el Carabinero lo cortó tajante "el que está hablando con el caballero soy yo y es claro que en estas condiciones no se puede viajar". Luego les dijo a todo el pasaje que estaba dentro del bus (micro)..."Esta empresa es la peor de todas, siempre tiene problemas y les recomiendo ¡¡¡nunca más viajen en ella!!!".

Este bus patente WX-50-70 es una lata de sardinas!
Nos hicieron bajar a todos, para el control policial y revisión de los documentos/pasaportes, los cuales fueron solicitados previamente por el asistente del bus. Nosotros ratificamos la denuncia de las malas condiciones de viaje ante Carabineros junto con dos inmigrantes colombianos (lo cual era evidente) con el fin de parar acá y volver a Arica...el resto del pasaje que mayoritariamente eran inmigrantes alegaban que no tenía un peso, que sus patrones en Santiago les mandaban el dinero y tenían que viajar si o sí, una situación de precariedad terrible que da para otro posteo. Nosotros también, no nos sobraba el dinero y teníamos que estar en Valparaíso antes del miércoles, pero tampoco íbamos a arriesgarnos a que muriéramos de la forma más imbécil posible, asfixiados por viajar en un bus de Cruz del Norte.

Con respecto a la devolución del dinero, la policía no podía hacer mucho (90,000 CLP, unos 1800 ARS o 144 USD) y nos pidió que lo viéramos en la agencia de Buses Cruz del Norte en Arica y si no había devolución, hacer la denuncia en el Ministerio de Transporte o en el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), es decir, burocracia del estado....que nos haría perder días sin mayor acción.

Pese a las amenazas de los chóferes del bus (micro) por la denuncia realizada ante Carabineros que según ellos "por nuestra culpa el bus que está en buenas condiciones no puede salir" , nada nos amilanó en nuestra decisión de bajarnos del micro pese a que no querían devolvernos nuestras mochilas y documentos (pasaporte en el caso de mi mujer) y volver a Arica...eran las 22:30 y nada pasaba. Los Carabineros de Cuya hicieron parar un bus y nos subieron en el, sin tener que pagar nada. Era un Cuevas y González, el cual era la antítesis de este, nuevo, cómodo y rápido. Tras una hora y algo, llegamos al Rodoviario de Arica y la agencia de Cruz del Norte estaba cerrada, así que esperar hasta el día siguiente a ver si recuperábamos el dinero...Pasamos la noche en un hostal con baño compartido (14,000 CLP) y dormimos al día siguiente. Nos levantamos temprano, fuimos al Rodoviario y todavía estaba cerrada la agencia de Buses Cruz del Norte. En ese instante nos encontramos con los dos inmigrantes colombianos que querían volver a Arica desde Cuya y nos contaron que volvieron a Arica en un bus sin pagar nada, pero como no tenían más dinero, terminaron pasando la noche en el Rodoviario y a las 8:30 am fueron a encarar al encargado de Cruz del Norte, pero no les quiso devolver el dinero y arrancó hasta nuevo aviso.. Se notaba que había alguien en la oficina de la empresa, ya que la computadora estaba prendida, pero no se veía ningún alma.

También nos contaron los colombianos que habían hecho la denuncia ante Carabineros que habían en el lugar (hay reten móvil a la salida del Rodoviario), pero no les habían hecho caso. Hablando con ellos, apareció nuevamente Carabineros (una sargento), fue mi mujer que es argentina y la pareja de colombianos a denunciar nuevamente la situación, pero la sargento no les daba mucha atención, pero comencé a hablar con la sargento, aprovechando de mi condición de chileno (que algo sirva ser local), comenzó a moverse algo más que el ya consabido "no podemos hacer nada". Buscamos los teléfonos de Cruz del Norte en la administración del Rodoviario y no tenían nada (son buenos para cobrar la tasa de embarque de 200 CLP....pero para ayudar al pasajero en problemas, un desastre) y me dio el teléfono de la Tenencia de Cuya para saber que había pasado con el bus que quedó retenido, para ratificar mi denuncia en dado caso ante el SERNAC y el Ministerio de Transportes, pero no podían hacer nada más....sin duda falta una agencia del Ministerio de Transportes no sólo en Arica sino que en todas las terminales de buses de Chile, no puede manejarse algo tan serio como el transporte de pasajeros como en 1950...y sobretodo en un país que se precia de moderno como Chile. Llamé a la Tenencia desde el locutorio del Rodoviario, hablé 10 minutos con el Cabo de Guardia, me contó que el bus fue infraccionado con dos multas por mal estado y falta de permisos, pero por presiones de los pasajeros que alegaron no tener dinero se accedió a que siguiera viaje, pero dejando claro el Cabo de Guardia que el viaje se autorizó bajo la responsabilidad de los pasajeros...pese a las advertencias de Carabineros de que tenían que esperar otro bus o volver a Arica.

Desilusionados, volvimos al hostal a buscar las cosas, ya que nos íbamos si o si a Iquique para tomar algo a Santiago, dejamos y compramos pasaje en Pullman Santa Rosa a las 11:30...y que pasó, la agencia de Cruz del Norte estaba con presencia humana....fuimos a reclamar el dinero con los boletos en la mano, el tipo se negó de primera a devolvernos algo, comenzamos a hacer escándalo, gritando "no viajen en esta empresa, es la peor de todas", y comenzó a discutir mi mujer con el encargado, el cual tras la vehemencia de ella, comenzó a ceder...hizo una llamada telefónica, donde el tipo dejó claro que devolvería el dinero "de mi propio bolsillo" y tras unos minutos tensos....devolvió los 90,000 CLP integros.

Epílogo: Ese mismo día viajamos a Iquique, encontramos pasajes en Buses Evans, todo bien, sin problemas y al día siguiente, cerca de Caldera (Región de Atacama), vimos el bus de Cruz del Norte  a un costado de la ruta....evidentemente quedaron tirados en la ruta y vaya a saber como  los pasajeros que decidieron seguir viajando llegaron a Santiago.  Los colombianos que conocimos en Arica, siguieron viaje a Iquique y gracias a un giro desde Colombia pudieron llegar a su destino que era Copiapó.

Que más queda decir: Buses Cruz del Norte: ¡¡¡Una empresa en la que NO debes viajar!!!


1 comentario:

  1. hola que mala suerte la de ustedes pero a mi me paso todo lo contrario queria viajar de Arica - Antofagasta ese dia fui a tur bus el pasaje estaba a 24900 y preguntando llegue a cruz del norte que estaba a 10000 me ahorre muchas lukas , Era un bus cómodo y nuevo limpiacito y con unas hermosas pantallas led , igual me coloco en su situacion y es lamentable, eso si que el chofer era malas pulgas y el auxiliar muy gentil, hay de todo en esta vida suerte a futuro.

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda, pregunta, inquietud o simplemente quieres dar tu opinión? Aprovecha de comentar y decir lo que piensas. ¡¡Más informados estemos mejor viajaremos!!